La CHD no se casa con Villamuriel

El organismo de cuenca sigue abriendo expedientes a Villamuriel de Cerrato por vertidos al río a pesar de tener conocimiento de las obras que se ejecutan desde agosto para construir una estación de bombeo.

Una situación, a priori, un tanto peculiar, ya que se entiende desde el Consistorio -que ha tratado el asunto en distintos órganos decisorios municipales-, que el organismo de cuenca quizá se esté excediendo, habida cuenta de que no es que haya compromiso De solución, es que ya está en marcha la solución.

Lo que sí ha logrado el ayuntamiento es que al menos, tras informar esta circunstancia, las propuestas de sanción hayan visto reducidas sus cuantías.

En la actualidad, la estación depuradora de Villamuriel de Cerrato se encuentra obsoleta y paralizada, bombeándose los caudales de la margen derecha del municipio a la depuradora de Palencia. Sin embargo, los caudales de la margen izquierda continúan vertiéndose al río Carrión.

Los vertidos de esta margen izquierda se agrupan y se bombean a la margen derecha, desde ahí se bombean a la EDAR de Palencia utilizando la infraestructura existente. Se definen por tanto dos puntos de agrupación de vertidos, uno por margen.

Los trabajos que se desarrollan tienen por objeto la construcción de un nuevo colector proveniente del actual emisario del polígono, que recogerá los vertidos habituales. También se prolongará el colector proveniente de los Olmillos.

Para evitar el paso de sólidos a la zona de bombas se instalará en cada uno de los bombeos un tamiz de extracción vertical mediante tornillo, así como un tamiz de malla autolimpiante en cada punto de vertido.

Está previsto que el plazo de ejecución de los trabajos -que arrancaron en agosto de este año-, dure 12 meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí