Asturias está celebrando esta semana el International Cheese Festival, una cita imprescindible para los amantes de este producto.

El Queso Castellano ha sido protagonista de este evento al realizarse una cata para degustar algunos de los quesos que integran esta IGP, y allí también ha estado presente el viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, Jorge Llorente. Los participantes en la cata, que ha completado el aforo disponible, han destacado la gran calidad de los productos degustados.

El Queso Castellano se comercializó bajo la figura de Marca de Garantía hasta 2020 que fue distinguida como Indicación Geográfica Protegida. Este producto consigue así la protección legal que vincula el producto al territorio, lo que se justifica a través de la historia, de su sistema de manejo y de la alimentación cerealista y de pastos de Castilla y León.

Según ha indicado Jorge Llorente, “esta apuesta de los quesos de Castilla y León por la máxima calidad reconocida es importante para incrementar su prestigio y valor añadido, lo que permite ampliar mercados. Esto repercute en todos los eslabones de la cadena de valor, tanto en el sector transformador como, especialmente, en el productor”.

Elaboración

El Queso Castellano está elaborado con leche cruda o pasteurizada de oveja procedente de explotaciones ubicadas en Castilla y León, por lo que se pone en valor y potencia la leche de oveja de la Comunidad al ser la materia prima de este producto de calidad. Es destacable que el 60% de la producción de leche de ovino en España procede de Castilla y León.

Bajo el amparo de esta figura de calidad se han producido en 2020 más de 2.000 toneladas de queso que han generado más de 22 millones de euros.

Indicación Geográfica Protegida

La IGP constituye la herramienta utilizada en la Unión Europea para el máximo reconocimiento de una calidad diferenciada en productos agroalimentarios, ayudando a resaltar las cualidades y tradiciones asociadas con ellos y asegurando a los consumidores que son productos genuinos, no imitaciones que buscan beneficiarse del nombre y la reputación del original.

El registro como Indicación Geográfica Protegida (IGP) garantiza la protección del uso adecuado del nombre geográfico en el mercado en todos los estados miembros de la UE y en aquellos terceros países con los que esta haya suscrito acuerdos bilaterales con reconocimiento específico.

Oro en el World Cheese Awards

Un queso con leche de burra desarrollado en la Estación Tecnológica de la Leche (Itacyl), en colaboración con la empresa Hacienda Zorita Farm Food, ha sido reconocido con un oro en los World Cheese Awards, donde se han dado cita más de 4.000 quesos de los cinco continentes.

Según ha señalado Llorente, “para el desarrollo de este innovador queso, en la Estación Tecnológica de la Leche, se ha tenido en cuenta que el producto fuese acorde con la filosofía de la empresa: sostenibilidad, elaboración natural y compromiso con la preservación de especies autóctonas y en peligro de extinción. Además, se busca estar en concordancia con el movimiento ‘slow food’ gracias a la calidad y al origen de las materias primas y al respeto con los tiempos y los procesos de elaboración”.

Así se gestó este queso de mezcla único y exclusivo elaborado con leche de burra de la raza zamorano leonesa, consiguiendo un producto que impacta por sus muchos y finos matices a nivel sensorial.

Tal y como ha añadido el viceconsejero, “la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), lleva tiempo trabajando en la innovación de productos lácteos artesanos que además revaloricen las razas autóctonas. En esta línea, la Estación Tecnológica de la Leche (ETL), ubicada en Palencia, ha introducido recientemente la leche de burra de la raza asnal zamorano leonesa, a través del proyecto Feader ‘Elaboración de Nuevos Productos Lácteos Artesanos Innovadores de Alto Valor (Donsheep)’ ”.

La ETL lleva años trabajando, con asesoramiento directo y a través de proyectos de investigación, con un gran número de empresas del sector lácteo, enfocando estos trabajos a la optimización de los procesos de elaboración y/o maduración de productos lácteos, estudio de los procesos de coagulación y/o fermentación, vida útil, caracterización de productos, etc. Así como realizando el seguimiento de los productos con marca de calidad en Castilla y León, poniendo también a disposición del sector los servicios analíticos de sus laboratorios y realizando formación continua a través de la organización de cursos y jornadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí