La provincia de León es la que presenta más tramos afectados por la nieve, ya que en ocho carreteras es necesario el uso de cadenas

Imagen de archivo de una carretera nevada.

La nieve caída durante la jornada de este miércoles, 5 de enero, ha obligado a cerrar al tráfico un tramo del puerto de Lunada en la provincia de Burgos, mientras que resulta necesario el uso de cadenas para circular por siete tramos de carreteras de la provincia de León y dos de la burgalesa.

Así lo indican los datos de la Dirección General de Tráfico, consultados por Europa Press a las 20.00 horas de este miércoles.

El único tramo de carretera que se ha cerrado al tráfico este miércoles a causa de la nieve ha sido una parte de la subida al puerto de Lunada, al norte de la provincia de Burgos; mientras que otro tramo del mismo paso de montaña tiene obligatorio uso de cadenas, según informa la DGT, al igual que el cercano Portillo de la Sía.

La provincia de León es la que presenta más tramos afectados por la nieve, ya que en ocho carreteras es necesario el uso de cadenas, incluidas dos de la red estatal: la N-621 y la N-625, ambas en la zona de Riaño.

Además, se informa de otros tramos de la comunidad en los que la presencia de nieve en la calzada condiciona la circulación y hace necesario tomar precauciones.

Entre ellos figuran vías de importancia como las autopistas AP-61 y AP-6 en la zona de El Espinar, al igual que el tramo de la antigua N-VI; la A-1 en Chozas de Abajo, también en Segovia; la AP-51 en Villacastín; esta misma autovia pero en la zona de Pardilla (Burgos), y la AP-1 en Castañares, también en la provincia burgalesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí