Ambulancia
-Publicidad-

Los daños de una fuga de agua en un domicilio obligan a intervenir a Policía Local y Bomberos de Palencia

Pasar por debajo de una escalera pone nerviosas a muchas personas que, si pueden, lo evitan. Pero no es tan fácil no pasar por debajo de un balcón donde haya cristales, siempre con el temor a que uno de ellos, se desprenda. Que no suele pasar, pero, y si sí. Pues el y si sí se cumplió en la jornada de ayer, y con muchísima suerte para la persona que en ese momento pasaba por debajo de donde se precipitó el vidrio.

Tanta suerte que, a pesar de verse alcanzada por el cristal, según el parte de sucesos de la Policía Local de Palencia, solo “sufrió un rasguño”.

Ocurrió al mediodía de ayer. El 112 comunica que en la calle Joaquín Costa, junto a la plaza de Abastos y la Diputación, ha caído un cristal impactando en la cabeza de una persona. La mujer de 83 años, que recibió el impacto, “presenta un rasguño en la cabeza siendo atendida en el lugar por los servicios sanitarios”, explica la Policía Local.

De forma paralela, los bomberos de la capital se encargaron de asegurar la zona del balcón desde el que se había desprendido el cristal. Se da la circunstancia de que numerosas viviendas y oficinas de esa calle tienen los antepechos de las terrazas de cristal.

Fuga de agua.

No fue la única intervención que hicieron ayer de forma conjunta la Policía Local de Palencia y los Bomberos. Porque ya de madrugada, la Policía Local recibió el aviso de una importante fuga de agua en una vivienda de la calle Alberto Fernández.

Tan caudalosa era que los agentes vieron cómo el agua salía de la vivienda, en la que, constataron, no vivía nadie.

Por ello, y ante los daños que estaba produciendo el fluir del agua solicitaron ayuda a los bomberos para que entraran en la vivienda. Una vez dentro, cortaron la llave de paso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí