La lía en un bar de El Salón y acaba detenido por agredir a los agentes
Vehículo del servicio de Policía Local de Palencia. / O. Herrero

La noche y la madrugada de Reyes se salda con varias agresiones en Palencia capital

El mensaje de paz y esperanza que encarna la festividad de la Epifanía no se propagó por igual entre los palentinos que salieron de fiesta en la noche de Reyes. La policía local tuvo que intervenir en varias reyertas y agresiones, que se saldaron incluso con personas heridas que tuvieron que ser trasladadas al hospital Río Carrión.

Como el varón de 37 años que sufrió una fuerte agresión en la calle Rizarzuela en la madrugada del día 6, a las 5:31 horas. La víctima manifestó que le habían pegado en la cara para robarle el móvil. Los agentes se lo encontraron sangrando abundantemente de la cara y la cabeza y tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital.

En la misma calle Rizarzuela, hacia las 7:15 horas del día 6, un joven de 25 años tuvo que ser trasladado primero al Centro de Salud de La Puebla y al hospital Río Carrión después, como consecuencia de los daños sufridos en una agresión en la que fueron identificados por la Policía tres varones de 29, 30 y 31 años de edad, así como un testigo por si presentaba denuncia. A la misma hora, en la calle Extremadura, los agentes de la policía local identificaban también a otros dos varones de 22 y 23 años que estaban peleando, aunque en este caso decidieron no presentar denuncia.

Pero la agresión más destacada se produjo el viernes 6 en un establecimiento de la calle Pintor Oliva, cuyo responsable solicitó presencia policial en torno a las 23:50 horas, ya que un cliente ebrio estaba increpando a otras personas del local. Se personaron patrullas que identificaron a un varón de 39 años “en estado de embriaguez y con una actitud muy agresiva”, según informa el parte policial. Al proceder a su identificación acometió contra los agentes, por lo que fue detenido y puesto a disposición judicial por atentado a agente de autoridad.

Conductores ebrios

También en la calle Rizarzuela, los agentes se encontraron con un vehículo que circulaba “con importantes daños fruto de algún accidente”, localizando a continuación otro vehículo estacionado con daños compatibles, a las 8 horas del viernes 6 de enero. El conductor del vehículo que circulaba dañado, un hombre de 33 años, conducía con una tasa de alcoholemia de 0,95 mgr/l, por lo que los agentes abrieron diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial al Juzgado de Guardia.

En la madrugada del viernes al sábado 7, a las 3:05 horas, la Guardia Civil solicitaba la presencia del Servicio de Atestados de la Policía Local en la Avenida de Santander para realizar la prueba de alcoholemia al conductor de un turismo, un varón de 23 años. El joven se negó a realizar la prueba, por lo que fue denunciado por un presunto delito de conducción bajo los efectos de alcohol y drogas y un delito de negativa a realizar el test.

Otro joven, en este caso un varón de 30 años, fue también denunciado el sábado 7 a las 19:55 horas en la avenida de Manuel Rivera por un presunto delito contra la seguridad vial, en este caso por conducir sin carnet, al haber perdido todos los puntos.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí