Este año con motivo de la pandemia mundial si algo ha quedado claro es la lealtad de los animales con el ser humano. Han sido meses de confinamiento y restricciones en nuestra forma de vida, lo que ha desembocado en sentimientos de angustia, intranquilidad y agobio. Durante todos estos meses, ellos, nuestros peludos, han estado con nosotros, al pie del cañón, acompañándonos, haciendo nuestros días menos tristes y solitarios y sacándonos una sonrisa. Es por ello y por mil millones de motivos más que ya es hora que tengan una ley que les proteja y vele por su bienestar.

Cada año el 10 de Diciembre se celebra el día Internacional de los Derechos de los Animales, pero la realidad de sus derechos es a día de hoy nula, NO TIENEN. No hay una ley a nivel nacional que proteja sus intereses, sus necesidades y su bienestar y quedan a disposición de las leyes autonómicas, las cuales son muy diversas e incluso en muchos casos totalmente contrarias de una autonomía a otra.

Recientemente el Ministerio de Asuntos Sociales y el Ministerio de Justicia han anunciado una reforma del Código Penal y del Código Civil en materia de protección animal y, por otro lado, el Ejecutivo está tramitando el anteproyecto de Ley de Bienestar Animal. Hasta que exista una ley en firme es responsabilidad de todos los españoles proteger y cuidar a los animales. Debemos entender de una vez por todas que no vivimos solos en el planeta, que forman parte de nuestra vida y por ello se merecen todo nuestro respeto. Del mismo modo tenemos la obligación por empatía de denunciar cualquier caso de maltrato o abandono que conozcamos o presenciemos.

No todo el mundo quiere compartir su vida con un compañero de cuatro patas y es respetable, pero del mismo modo debemos respetar su VIDA y bajo ningún concepto infligirles daño alguno. Los que tenemos la suerte y privilegio de tener cuatro patitas en nuestra vida sabemos que el amor que proporcionan es incondicional, puro e irremplazable. Son un miembro más de la familia de pleno derecho.

Probablemente cuando dispongan de una ley con los derechos que se MERECEN, y se vele por su cumplimiento, el ser humano estará un pasito más cerca de ser más HUMANO.

Sandra Paramio
Cielo Animal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí