La nieve caída en las últimas horas ha obligado a la Junta de Castilla y León a hacer obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno homologados a los turismos para transitar por el Puerto de Piedrasluengas entre las provincias de Palencia y Cantabria. Además permanece prohibida la circulación de vehículos pesados.

Estas restricciones, según la página de información de carreteras de la Junta se establecen desde la localidad de Cervera de Pisuerga.

De igual modo, son obligatorias las cadenas en varios tramos de la P-210 (Ruta de los Pantanos). En concreto entre, aproximadamente, el Parador de Cervera y Velilla del Río Carrión, así como en los accesos a Vidrieros y Cardaño de Arriba.

Además, hay otra carretera de la red secundaria afectada por la nieve: la CL-626 entre Aguilar de Campoo y Cantoral de la Peña.

En el resto de la comunidad la nieve cierra dos carreteras y obliga a usar cadenas o neumáticos de invierno en otras dos de las provincias de Burgos y León, según refleja al web de la Dirección General de Tráfico consultada por Europa Press.

En concreto, a estas horas, están cerrados los puertos de Lunada (BU-572) en Burgos y Monteviejo (LE-233) en León; además, están en nivel rojo San Glorio (N-625) y Pontón (N-621) en León.

Por último, los vehículos pesados no pueden circular por dos puntos de la N-623 en Escalada y Masa, en Burgos; y en la N-630, en el puerto de Pajares ambos en al red principal.

FOTOGRAFÍA: A.T.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí