Hoy lunes se ha conocido, según el portal de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León, que Palencia tiene 116 casos por 100.000 habitantes y según el ‘semáforo COVID’ en la incidencia acumulada en los últimos 7 días, sitúa a la provincia palentina en situación de riesgo ‘alto’.

Por lo tanto esto hace que siete de las nueve provincias de Castilla y León, todas excepto Ávila y Zamora, se encuentran este lunes en situación de riesgo ‘alto’ o ‘muy alto’ en uno o los dos indicadores de incidencia acumulada del COVID-19, una tasa que, en términos autonómicos, prácticamente se ha duplicado en un mes en lo relativo al registro a 14 días, que se sitúa en 194 casos por cada 100.000 habitantes.

12/04/2021 Cuadro con los indicadores del ‘semáforo COVID’ en Castilla y León.
Siete de las nueve provincias de Castilla y León, todas excepto Ávila y Zamora, se encuentran este lunes en situación de riesgo ‘alto’ o ‘muy alto’ en uno o los dos indicadores de incidencia acumulada del COVID-19, una tasa que, en términos autonómicos, prácticamente se ha duplicado en un mes en lo relativo al registro a 14 días, que se sitúa en 194 casos por cada 100.000 habitantes.
ESPAÑA EUROPA CASTILLA Y LEÓN SOCIEDAD
JCYL

RESTO DE PROVINCIAS.

La tasa más alta en este registro corresponde a Burgos, con 187 casos por 100.000; seguida por Segovia, con 168; Soria, con 147; las tres en situación de riesgo ‘muy alto’ –más de 125 casos por 100–; y tras ellas Palencia, con 116; Salamanca, con 100; Valladolid con 85 y León con 76.

Las dos provincias en situación de riesgo ‘medio’ son Ávila, con 73 casos por 100.000; y Zamora, con 61.

En la incidencia acumulada a 14 días son seis las provincias en situación de riesgo ‘muy alto’ (Segovia, con 358; Burgos, con 338; y Soria, con 271) y ‘alto’ (Palencia, con 246; Valladolid, con 161; y Salamanca, con 158).

En situación de riesgo ‘medio’ está León, con 123 casos por 100.000; Ávila, con 122; y Zamora, con 86.

Los registros de incidencia acumulada continúan con su incremento de las últimas semanas hasta el punto de que, en el conjunto de la comunidad, las tasas se han duplicado en el último mes. La incidencia acumulada a 14 días alcanzó su registro más bajo el día 15 de marzo, con 106 casos por 100.000 y este lunes, 12 de abril, llega a los 194.

El ritmo de crecimiento es claramente inferior al de la tercera ola, cuando en un plazo similar –entre el 31 de diciembre pasado y el 28 de enero– la incidencia a 14 días se multiplicó casi por diez –de 143 a 1.405 casos por 100.000. Eso sí, en ese momento comenzó a descender la incidencia progresivamente.

La evolución en las provincias ha sido distinta y en alguna de ellas, como en Ávila, la incidencia a 14 días se ha cuadruplicado entre el 15 de marzo y este lunes, al pasar de 33 a 122 casos por 100.000.

También han sido acusados los aumentos de la tasa de incidencia en Segovia, de 102 a 358; en Palencia, de 103 a 246; y en Zamora, de 35 a 86.

En la media de la comunidad, se han casi duplicado las tasas de incidencia de Burgos, de 173 a 338 casos por 100.000; Valladolid, de 90 a 161; y Salamanca, de 87 a 158.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí