El principal complejo sanitario de la provincia ha tenido que esperar casi tres horas desde que comenzara la nevada a que se procediera a la limpieza de sus accesos. Realizado el cambio de turno, con consultas abiertas, los accesos no habían sido objeto aún de actuación.

La primera máquina, una mini barredora, ha realizado una pasada por la calzada – en el acerado, nada-, minutos después de que bomberos de la capital completaran una ronda de comprobación de accesos a Urgencias y zona de carga y descarga para suministros del complejo hospitalario.

Desde que, a última hora de ayer, se conociera que las previsiones meteorológicas apuntaban a la posibilidad de precipitaciones en forma de nieve en las primeras horas de la mañana, el dispositivo municipal coordinado desde el Parque de Bomberos se puso en marcha para que, durante la noche, los operarios del servicio de aseo urbano se hayan encargado de dispersar fundente en las zonas más críticas (cruces, pasarelas…) para evitar, o al menos reducir, los riesgos para peatones y vehículos.

En estos momentos se mantiene el Nivel 0 de alerta previsto en el Plan Municipal de Nevadas y se han ordenado actuaciones preventivas en los puntos críticos que se han estimado precisos, aunque por ahora todos los servicios públicos funcionan con normalidad y tan sólo existe tráfico lento en algunos puntos de la ciudad.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí