-Publicidad-

“Ahora las mujeres hacemos más cosas que salir de ‘manolas’, entonces ¿por qué no trompeteras?”

Eres la primera mujer tararú en la Semana Santa de Palencia. ¿Este hecho a qué se debe? ¿tradición o ausencia de mujeres para desempeñar este tradicional toque de trompeta?

Yo creo que es más traición porque cada cofradía tiene sus propios trompeteros de toda la vida, al fin y al cabo el toque de tararú es algo que se hace desde hace muchísimos años, es una tradición de nuestra ciudad. En la Vera Cruz siempre hemos tenido los mismos trompeteros, así que no es que la ausencia de mujeres haya sido por algo en concreto sino simplemente que salían siempre los mismos.

Aunque sí he de decir que era algo también impensable ver a una mujer trompetera pero en mi caso la Junta de Gobierno me ha apoyado mucho pero no por el hecho de ser mujer sino por otros motivos.

¿Y cómo se ha dado el caso de que te hayas convertido en la primera mujer tararú en Palencia?

A veces por algún motivo no han podido salir los trompeteros, nosotros en la Vera Cruz teníamos tres y fue disminuyendo el número y algún miembro de la Banda los suplía. Pero hay un momento que también hay que intentar buscar trompeteros oficiales. En mi caso yo tengo la tradición desde pequeña porque mi padre era uno de ellos en la Cofradía y yo siempre he querido seguir sus pasos. Cuando me dieron la oportunidad de hacer lo mismo que hizo mi padre no me lo pensé mucho.

En Palencia el toque de tararú tiene una singularidad… Cuéntanos ¿cómo es?

Parece fácil visto desde fuera pero es bastante complicado. Se trata de un toque de dos notas graves cortas, que es el tara, que se tienen que hacer seguidas y sin picar. Y luego tienes que subir unos dos tonos y medio hacia arriba. Todo esto hay que hacerlo de seguido solamente con el juego de la boca, no puede haber piques y no puedes parar para respirar en el medio. Y luego la última nota, la más aguda, tiene que ser una nota larga que dura lo que puedas de capacidad, normalmente es una media de medio minuto.

¿Qué valores añadidos tiene el tararú además de su peculiar toque?

El tararú aparte de que es una tradición única de Palencia, que yo creo que deberíamos de seguir conservando, tiene otras peculiaridades como su significado, que pocos conocen. Antiguamente cuando empezó el tararú, hablamos de hace muchísimos años cuando no había la tecnología que hay ahora, tenía que haber varios tararús durante las procesiones. Lo que hacían eran marcar el ritmo de la procesión, había uno delante, otro por el medio y otro al final y con el toque marcaban ir más despacio o más deprisa, ahora eso lo organizan los jefes de cuadro.

Ahora tenemos otro significado. Hay dos tipos de toques de tararú, uno que es el básico, es un toque que lo que hace es indicar dónde te llegas, se realiza cuando los pasos llegan a un punto importante de la ciudad como puede ser la Diputación o las iglesias, o ante otro paso de una cofradía que nos está esperando para poder saludar o incluso cuando giramos alguna esquina. Lo que estamos diciendo a la ciudad es que llega el paso, estás pidiendo con ese toque un poco de silencio y de respeto.

Luego tenemos el otro toque de tararú que es el de los tres toques que se hace sobre todo durante la Semana Santa al inicio de las procesiones. A través de él estás invitando a los cofrades que están allí a acompañarte en tu procesión, se hace por ejemplo abriendo las puertas de las iglesias para que salga el paso.

¿Qué tipo de preparación has tenido que llevar a cabo?

Cuando tenía 10 años me inicié en la Banda de la cofradía tocando la corneta y estuve hasta hace unos años pero por motivos de trabajo lo tuve que dejar. En el último año cuando me dijeron que a lo mejor tenía que salir con ellos con el tararú, que me hizo muchísima ilusión así que lo que hice fue ensayar, ensayar y ensayar.

En mi caso la preparación no ha sido tan dura como una persona que pueda empezar de cero porque yo ya llevaba muchísimos años en la Banda, y la forma de poner el labio y las notas ya las conocía.

¿Hay previsiones de que más mujeres comiencen a partir de ahora a formar parte de este grupo de trompeteros?

No sé si en un futuro habrá más, sí que debo decir que ahora mismo somos dos chicas en la Vera Cruz las que tocamos el tararú. Aunque Sofía Triana está actualmente en la Banda así que durante la Semana ella sale con la trompeta allí.

Espero que sí que haya previsiones de que en un futuro seamos más. Ahora mismo nosotras dos nos sentimos orgullosas, no por el hecho de ser mujeres sino por poder seguir esta tradición de tantísimos años que es algo único y nuestro. Es verdad que ahora las mujeres hacemos más cosas que salir de manolas, salimos cargando, salimos en las bandas, salimos en filas, incluso ha habido algunas chicas que han sido hermanas mayores entonces ¿por qué no trompeteras?

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí