Pide un crédito por internet y simula una estafa para cobrar otra vez el dinero

La Policía Nacional de la Comisaría de Palencia, en su labor diaria de estudio y análisis de las denuncias que se tramitan en su Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, ha detectado en el mes de Noviembre de este año dos casos en los que se han apreciado indicios racionalmente bastantes, para considerar que se trataba de simulaciones de delito por parte de los denunciantes, con fines de beneficio personal.

En el primero de los casos, el falso denunciante interpuso denuncia como víctima de un presunto delito de estafa en el que acusaba a determinada Web de Internet, dedicadas a préstamos de fácil concesión, de haber llevado a cabo cargos en su tarjeta bancaria por un valor total de unos 850 Euros.

Tras haber formulado la denuncia y aportando la misma como requisito, realizó la correspondiente reclamación a su entidad bancaria, quienes le reintegraron la cantidad supuestamente estafada.

Una vez recibida la denuncia se inició una investigación al objeto de comprobar los hechos denunciados, no tardando en confirmar que el propio denunciante se había registrado voluntariamente en esta página Web y había solicitado dichos créditos. Los funcionarios de Policía procedieron a su detención como presunto autor de sendos delitos de Simulación de Delito y Estafa, dando traslado de todo ello al Juzgado de Guardia.

¿Robo o huida?

En el segundo de los casos, la supuesta víctima denunció el robo de su vehículo el cual dijo haber dejado bien estacionado y perfectamente cerrado en una calle próxima a su domicilio, comunicando horas más tarde que el vehículo había aparecido cerca de su domicilio sin dar explicaciones claras de quién le había avisado de la localización.

Más tarde se comprobó que ese vehículo, cuatro horas después de haber sido estacionado supuestamente por su propietaria, se había saltado un control montado por la Guardia Civil de la Agrupación de Tráfico en Palencia, para el control de Consumo de drogas y alcohol.

Dicho vehículo fue perseguido por los Guardias Civiles, quienes vieron como el conductor y único ocupante del mismo, un hombre de cerca de 50 años se introdujo en un camino próximo al Cristo del Otero, donde dejó abandonado el vehículo para continuar su huida a pie, despistando a sus perseguidores.

Las sospechas de los investigadores desde un principio recayeron sobre el compañero sentimental de la denunciante, que encajaba con la descripción facilitada por la Guardia Civil y que se da la circunstancia de que carece de Permiso de conducir vehículos a motor, por lo que de haber sido identificado en el control, le hubiera supuesto su detención por un delito Contra la seguridad vial.

Las explicaciones aportadas por la denunciante eran vagas e incoherentes, suscitando las sospechas de los funcionarios que llevaban a cabo la investigación, por lo que procedieron a su detención, dando cuenta de todo lo actuado al Juzgado de Guardia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí