Lejos de mí decir que hay una época propia para usar la bicicleta. Las bicis son para los 365 días del año. Pero entiendo que para los que vivimos en regiones donde el invierno castiga un poco, invita muchísimo más salir a pasear sobre dos ruedas con el calorcito perfecto en la espalda (tampoco muchísimo calor) y flores por todos lados.

Este mes de abril os convido a pasear conmigo por la provincia palentina disfrutando una nueva perspectiva. Pedaleemos.

Por la ciudad de Palencia

Conocer la ciudad y sus rincones: Pedalear por Palencia es un gustazo. Lo hago de enero a diciembre y puedo garantizar que verás nuestras calles, parques e, incluso, nuestras personas con otra visión.

Creo que nuestra capital es una ciudad hecha para las caminatas, en todos los aspectos, pero también para las bicis. Su perfil plano y sus muchos atractivos nos provocan a hacerlo.

Hay rincones dentro de la ciudad y sus alrededores que son más que perfectos para el ciclismo, como las orillas del Carrión, el camino de San Román, el parque Ribera Sur, la Dársena -y el camino- del Canal de Castilla, los alrededores del Hospital y, por qué no, la ciudad en sí, desde el casco antiguo pasando por barrios como San José, San Telmo, la Yutera, el Campo de la Juventud y el Cristo.

Este paseo más urbano lo recomiendo especialmente los fines de semana tempranito, cuando la gente todavía está despertando. Despiértate tú sudando un poco de la mano de las calles palentinas y disfruta de una luz especialmente encantadora y los olores de la primavera.

Si nos salimos un poco más, podemos seguir ruta por el Canal de Castilla (o por las carreteras vecinales, para quien le guste el asfalto, como a mí) hasta los pueblos aledaños; subir el Monte el Viejo o el Mirador de Autilla. Todo va a depender de tu aliento, tus piernas y tus ganas. Hay muchas fórmulas y caminos perfectos para cada uno.

Pedalear la provincia

Si tú todavía no te aventuras con las dos ruedas, inténtalo aunque sea una vez. Pide una prestada, alquílala, pero prueba. Ya verás cómo te enganchas a la experiencia, a los caminos y a ti mismo. Salir en familia con los chiguitos, salir en pareja o salir solo. Sumérgete en tus pensamientos y en tu provincia.

La Montaña: No habría espacio para listar aquí las rutas que se pueden hacer en nuestra Montaña, en los distintos niveles de dificultad. Es importantísimo encontrar el nivel adecuado para todos los que participarán en el paseo.

Tenemos desde las rutas más complejas para los expertos hasta los circuitos más llevaderos por localidades como Cervera de Pisuerga, Aguilar de Campoo, los pueblines de la región de Cardaño, Guardo, Velilla o rincones más lejanos. Vuelvo a decir que hay de todo. Busca lo que se adecúe a tus capacidades y a tu intimidad con la flaca (como la llamamos cariñosamente en Brasil).

Camino de Santiago: Otra opción increíble para las bicis es nuestro Camino de Santiago. La ruta está disponible aquí al lado. Todo es cuestión de elegir el tramo y meterse a por él en una mañana, una tarde, un día entero o como te dé la gana.

Por Palencia: Pasear por los pueblos del Cerrato, Tierra de Campos, Vega… Perderte, encontrarte, meterte por caminos sin saber exactamente dónde te llevarán y seguir adelante.

Mirar, contemplar, respirar. Todo eso es pedalear. Todo eso es primaverar, con P de Palencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí