PSOE y Unidas Podemos cierran un acuerdo para aprobar los PGE y la ley de vivienda

El PSOE y Unidas Podemos han alcanzado este martes un acuerdo en el seno del Gobierno de coalición para dar próximamente luz verde al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 y también a la Ley de Vivienda, que tenía que haberse aprobado hace siete meses.

Según ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación, los dos socios de gobierno han cerrado su acuerdo esta misma mañana, si bien de momento no han ofrecido más detalles del resultado de sus negociaciones ni del contenido de ambos proyectos.

De hecho, el responsable de Economía de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha tenido conocimiento del acuerdo durante una entrevista en el canal 24 horas de RTVE. «Cuando ha empezado la entrevista este acuerdo no estaba cerrado», ha asegurado. «Habrá que ver a qué se refieren», ha insistido en la entrevista, recogida por Europa Press.

Este pacto permitirá al Gobierno aprobar próximamente sus cuentas, aunque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya no podrá llevarlas al Consejo de Ministros de este martes, como se había comprometido en un principio. No obstante, fuentes de Moncloa ya señalaron la semana pasada que contaban con aprobarlas, como tarde, la segunda semana de octubre, para que diera tiempo a tenerlas vigentes en 2022.

LA REGULACIÓN DE LOS ALQUILERES, EL PRINCIPAL ESCOLLO

El PSOE y Unidas Podemos comenzaron en verano a negociar el detalle de los nuevos Presupuestos y, en ese contexto, los ‘morados’ volvieron a poner sobre la mesa la necesidad de aprobar ya la ley de vivienda, con la regulación de los alquileres incluida, como condición para dar su apoyo a las cuentas públicas, al igual que ya hicieron el año pasado.

De hecho, en 2020 el acuerdo de Presupuestos se cerró a última hora de la noche del día antes de aprobarse en el Consejo de Ministros, después de que Unidas Podemos lograra un compromiso por escrito del PSOE para impulsar, en el plazo de tres meses, una nueva ley de vivienda que incluyera esa regulación de los alquileres.

La negociación de esa norma se ha alargado sin embargo mucho más de lo acordado, por la negativa del PSOE a aceptar la fijación de topes a los precios de los alquileres, y por el rechazo de Unidas Podemos a la propuesta de los socialistas de ofrecer incentivos fiscales como mecanismo para lograr un descenso de los precios.

Así, ante la falta de avances, los ‘morados’ volvieron a poner como condición para aprobar los Presupuestos la ley de vivienda y la regulación de los alquileres; una condición que el PSOE había rechazado hasta ahora, al entender que una norma tan importante como las cuentas públicas no se podía ver afectada por ninguna otra negociación. Finalmente, ha sido Moncloa quien ha informado de que se ha llegado a un acuerdo que afecta a ambas cuestiones.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, habían vuelto a constatar sus diferencias en la reunión que mantuvieron este lunes por la mañana. No obstante, 24 horas después los socios han logrado llegar a un entendimiento.

Este mismo lunes, la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Unidas Podemos dentro del Ejecutivo, Yolanda Díaz, aseguró que «no es capaz de entender por qué razón no se quiere hacer» lo mismo que despliegan otros países europeos, sobre todo cuando las familias dedican «el doble a pagar el arrendamiento» que el resto de las medias europeas.

Desde el PSOE, la portavoz en el Senado, Eva Granados, avisó a Unidas Podemos de que cuando se comparte un gobierno no se hacen «ultimatums» ni se «condiciona», sino que se buscan acuerdos con los socios. Eso sí, la dirigente socialista garantizaó que el Consejo de Ministros aprobará los Presupuestos Generales del Estado para 2022 porque ya «se están pactando», «más allá» de las «declaraciones de los compañeros de coalición»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí