La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido este miércoles a la Junta de Castilla y León que retire el plan de reordenación de la sanidad pública y garantice en todo momento las urgencias en el medio rural.

Maroto, quien ha clausurado los actos del 50 aniversario de la planta burgalesa de L’Oreal, ha recordado sus orígenes en Ataquines (Valladolid), un municipio cuyas urgencias llevan cerradas más de 300 días.

En este sentido, ha urgido al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a la reposición de las urgencias rurales y se ha dirigido a él para recordarle que la generación de oportunidades en el medio rural debe ir acompasada de la calidad de los servicios.

En concreto, Maroto ha destacado la importancia de garantizar la igualdad de acceso a los servicios públicos en el territorio, algo que, según ha dicho, sí hace el Gobierno de la nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí