La Cofradía de la Santa Vera Cruz de Carrión de los Condes, abrirá la ermita de la Cruz, durante la Semana Santa. Esta cofradía que tiene su origen en el siglo XV, es una de las más antiguas de la provincia y es la encargada de organizan la mayoría de las procesiones de Semana Santa de la ciudad Jacobea.

Este año se ha decido abrir la cofradía, respetando todas las medidas de protección sanitarias con el fin de que se pueda visitar. Para ello, se señalizaran un recorrido y se controlara las visitas de entrada. Durante estos días se ha trabajado por los cofrades, vistiendo con sus mantos bordados en oro a los pasos que se conservan en la sede de la cofradía, se ha estado limpiando y decorando con flores todos los pasos, a lo que hay que agradecer la colaboración de muchos devotos que han llevado flores y donaciones durante estos días.

El Prior de la Cofradía, Javier Villafruela Fierro nos dice, que la situación de la pandemia hace que por segundo año consecutivo no se pueda salir en procesión, no se han podido subastar los paso desde el año pasado, pero hemos querido, que este año, la gente y devotos puedan ver a las imágenes y puedan rezar ante ellos. Carrión tiene mucha devoción y tradición, muchas familias que llevan los pasos desde generaciones y quieren ver y rezar ante su imagen, necesitan y quieren sentir la Semana Santa en estos momentos de pandemia aunque sea viendo y rezando su imagen.

Mucha devoción se tiene a Nuestra Señora de los Dolores, una talla anónima del siglo XVI, lleva un preciso manto negro bordado en oro realizado por las monjas carmelitas de Carrión, un regalo de una cofrade y devota que falleció este año. También la Virgen de la Soledad, una talla de 1895 del palentino Mariano Lantada, donada por los benefactores de Carrión, el matrimonio, Celestina Fernández y Santiago Delgado. Sale en la procesión del Viernes Santo y al finalizar el recorrido se canta la Salve en la plaza de San Andrés, un momento muy emotivo.

También podemos ver “Los Azotes” o El Cristo atado la Columna, una magnifica talla que data de 1739 de escultor Melchor García, fue restaurada en el año 2020 por el taller del Obispado-Diputación, y que no se ha podido ver su nuevo aspecto, tras su restauración.

El Cristo Nazareno, hacia 1730 y El Cristo Yacente o “El Santo Sepulcro” (1650) se pueden visitar en esta ermita-museo. El primer paso que conto nuestra provincia del “Descendimiento” (Olot 1947) y los pasos de La Oración del Huerto (1966) y la Borriquilla, Las Angustias (1600)

Por último, en el recorrido, se podrá ver, presidiendo el altar principal de la ermita, el Cristo Crucificado ,es el titular de la cofradía, un Cristo mexicano , regalo de Cristóbal de Carrión en 1562, traído de México. Es un Cristo de los denominados “cristos tarascos”, realizado con caña, pasta de maíz y orquídeas. Es una posibilidad de poder ver también el “Salón de la Cruz” un espacio donde se conserva un interesante artesonado del siglo XVII, restos de la antigua sinagoga junto con el patio de entrada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí