Terroríficamente cortos
Aspecto del Teatro Ortega durante las proyecciones.

El Festival Internacional de Cine Fantástico de Castilla y León “Terroríficamente Cortos” de Palencia alcanza su décimo primera edición

Javier Cáceres

Si alguien tenía alguna duda del éxito que año tras año engrandece este querido festival palentino, en la segunda jornada ha quedado disipada con la afluencia de público que ha vuelto a acoger el anfiteatro de la sala 1 del Teatro Ortega, prácticamente llena. Además, la calidad de los cortos ha sido una vez más excepcional.

Abría otra vez la velada, el director Dani Viqueira, recordando que este fue el primer festival que le premió y, añadiendo, como hizo el día anterior, que un festival sin público no es un festival -empadrónate en Palencia ya, Daniel-.

Junto a él, además de dos de los organizadores, Gorka y Javi, estaban de nuevo Joan Vila, acompañado de Alberto Álvarez y Germán Sancho, dejando este último un discurso que los allí presentes deberíamos guardar a fuego en la memoria, haciendo alusión a lo que ha sentido en nuestra ciudad.

Y es que Germán, que ha elegido Palencia para presentar su “Caraoscura”, ha dicho que lo vivido aquí, no lo ha visto nunca, a pesar de haber estado en ciudades más grandes y más pobladas. ¡Imponente para él! -como su corto, todo hay que decirlo-.
Una ovación cerrada dio paso a la segunda entrega de otros 7 cortometrajes que entraban también en la Sección Oficial.

ON THE INSIDE (2022).

Para ir entrando en calor -nunca mejor dicho tras ver la proyección- un corto noruego al uso. 3 frases finales y el resto una carrera desenfrenada que rápidamente enchufó a quien aún no lo había hecho en la sala, pues la acción comienza con un hombre que sale tranquilamente de su casa y empieza a ser perseguido por otro que no aparenta tener buenas intenciones.

Cuando cree haberlo despistado, será una mujer quien tome el relevo en una persecución estresante que le llevará a refugiarse en un “lugar seguro”. Pål Gustavsen, director del corto, hizo una presentación brillante en el vídeo anunciador, derrochando simpatía nórdica. ¡Gracias Pål!.

NO HAY FANTASMAS (2022).

Catalina Sopelana -quién por cierto, hoy cumple años… ¡FELICIDADES!, ¡qué grandes somos los Escorpio!- da vida a una joven que tras perder a sus padres, tiene la capacidad de oír voces.

Avisada por una mujer que ha escuchado unos sonidos misteriosos en su hogar, acude en su ayuda para descubrir lo que ocurre. Eso si, el hijo de esta mujer, no se lo pondrá fácil. Rodado en su tierra, Cantabria, Nacho Solana se inspiró en películas como “It Follows” o “Hereditary” para este cortometraje que ha sido muy aplaudido por el público.

CARAOSCURA (2022).

La jornada iba in crescendo, cuando se proyectó “Caraoscura”, seguramente el corto más ovacionado de la noche. Con una historia que cuenta la leyenda de un siniestro personaje que ronda las calles de un pueblo en las frías noches de invierno. La pequeña Carla y su hermano Lucas, debaten en la madrugada sobre dicha leyenda, hasta que unos sonidos les pondrán a prueba.

Cómo bien dijo en su exposición final su director Germán Sancho -coincidiendo con mi opinión-, cuando hay niños protagonizando un cortometraje o un largometraje , la conexión con el público, es inmediata. Así ha sucedido aquí, Asier Flores, a quien vimos en, por ejemplo, “Dolor y Gloria” y Alba Bersabé (“Descarrilados”), se han metido en el bolsillo a los asistentes con unas interpretaciones sobresalientes.

LUNA (2022).

El cuarto cortometraje lo presentaba Daniel Caneiro a través de otro vídeo lleno de agradecimiento a organizadores y público. La acción se centra en un parque de atracciones donde una mujer desesperada busca a su hija.

Ismael, el barrendero del parque, la tiene retenida en la parte trasera de su furgoneta. Cuando inicia el regreso a su casa, la pequeña Luna, despertará e Ismael descubrirá que ha cometido la última fechoría de su vida. Impresionante despliegue de efectos especiales el que hemos visto en “Luna”, protagonizado por Violeta Marin y Carlos Olalla.

FOR PETE_S SAKE (2022).

Con la quinta proyección, volvíamos a salir de nuestras fronteras para viajar a Estados Unidos con Gerald B. Fillmore, que dirige y protagoniza la nota de humor de la noche, con un corto en el que un paciente y un médico discuten sobre el nombre y la enfermedad del primero a risa o muerte.

Un corto con un efecto tremendo entre los asistentes. Las unánimes carcajadas tuvieron que retumbar en toda la capital y parte de la provincia. Muy buen guion y mejores actuaciones.

PHANTASMOGORIA (2022).

Christa acaba de perder a su abuelo. Cuando está preparando la comida con su abuela, un soldado llama a su puerta para pedir trabajo. No pueden ayudarle, pero si le invitan a comer y descansar para que reponga fuerzas, le espera un largo viaje.

Es entonces cuando empiezan a darse cuenta que el soldado no es quien dice ser… ni Christa tampoco. Alejandro Mathe presentaba su corto como un cuento folk horror, un subgénero del terror, que en estética, se da cierto aire a “La Bruja” de Robert Eggers. El resultado ha sido muy muy efectivo a tenor de las reacciones vividas a su término.

FORBIDDEN (2022).

Abría la jornada un corto noruego y lo cerraba otro llegado de un país nórdico, Finlandia esta vez. Anssi Korhonen dirige Forbidden, donde un hombre en terapia cuenta que se siente atrapado constantemente en un sótano con una salida que nunca puede alcanzar. Lo que no sabe es que se va a enfrentar a un peligro mucho mayor que ese. ¿Se puede contar más en menos tiempo? Difícilmente.

La proyección que cerró la segunda noche de “Terroríficamente Cortos” consiguió otra gran ovación, demostrando el júbilo sentido, dando la sensación de que con esta calidad, podríamos aguantar como mínimo 7 cortometrajes más.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí