Dos trenes de mercancías se cruzan en un apartadero de la provincia.
Dos trenes de mercancías se cruzan en un apartadero de la provincia.

La ampliación hasta los 1.300 metros del apartadero ferroviario de Osorno que pretende Adif necesitará expropiar otros 3.000 metros cuadrados

La estación de Osorno será la más larga de la provincia y en su camino se las verá con dos ríos: el Valdavia, al que superará y el Boedo del que se quedará a escasos metros. Es lo que se desprende del anuncio de expropiación hecho público recientemente por el Ministerio de Transportes. En él se añaden otros 3.000 metros cuadrados más de terrenos a los ya previstos expropiar. En concreto, se extenderá hacia al norte, desde el edificio de viajeros hasta el paso a nivel de un camino situado a escasos metros al sur del río Boedo.

Porque la intención del Ministerio de Transporte y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias es hacer del apartadero de trenes en línea de la localidad palentina el más largo de la provincia en plena línea (no terminal ferroviaria) con una longitud de 1.300. Sólo será superada por la terminal ferroviaria de Venta de Baños.

En un principio se planteó que el de Osorno pasara de los 455 metros a los 750 metros útiles. Una longitud que acorde al resto de apartaderos que están siendo ampliados en la línea ferroviaria Palencia-Santander (Monzón de Campos, Espinosa El Caballo y Alar en Palencia y Mataporquera, Guarnizo o Las Fraguas  en Cantabria) para poder cabida a trenes de mercancías más largos.

Un proyecto que pretende hacer más sostenible y barato el transporte de mercancías.  Especialmente de vehículos entre las factorías y el Puerto de Santander en virtud a un acuerdo entre el Gobierno y la industria de automoción firmado en 2013.

Cambio de planes

Sin embargo, en 2018 Adif cambió de parecer y se replanteo la ampliación del apartadero de Osorno, que sería de casi el doble. Pasó de plantearse con 750 metros útiles a 1.300 para poder apartar a dos trenes a la vez de 750 y 550 metros ante la circulación de otro. Con la configuración corta, el apartadero de Osorno llegaba hasta el Valdavia, si bien con las expropiaciones actuales se tocará casi el Boedo. Las actas previas se levantarán el 13 de enero.

La mayor parte de los terrenos a expropiar a mayores pertenecen al Ministerio de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Osorno pero también se ven afectados otros dos particulares.

Cabe destacar que la Palencia-Santander está construida en vía única. Por ello, los trenes tienen que quedar apartados en algunas estaciones para permitir paso a otros que vienen de frente o ser adelantados. En 2015, se dio permiso, de forma excepcional, para la circulación de trenes de mercancías de hasta 600 metros. Está previsto que puedan circular por ella trenes de hasta 750 metros de longitud cuando se finalicen las ampliaciones de los apartaderos previstos. De hecho, según la Declaración de Red de Adif para 2022, sólo están permitidos tráficos de esa longitud entre Madrid y Valencia.

22 trenes diarios

La intención de esta ampliación es la de hacer más atractivo el transporte por ferrocarril de mercancías. Actualmente, según esa misma declaración de Red, la línea Palencia-Santander tiene una circulación media de 22 trenes diarios y una capacidad para albergar hasta 78.

La industria que más usa esta línea es Renault, desde Villamuriel o Valladolid. Pero también se dan tráficos desde Pamplona (Volkswagen y ocasionalmente desde Barcelona (SEAT). En sentido inverso, para la importación de Nissan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí