Corzo-averia-media-distancia-tren
Imagen de un tren de la Serie 470 como el averiado hoy entre Aguilar y Mataporquera.
-Publicidad-

Se trató de liberar la vía remolcando la unidad averiada, con 34 viajeros a bordo, pero tuvieron que ser los operarios de Renfe quienes repararan el tren in situ

El choque de un tren de Media Distancia contra un animal, un corzo según indicó Renfe a Palencia en la Red, entre las estaciones de Mataporquera y Aguilar de Campoo ha mantenido cortada la circulación de la línea entre Palencia y Santander durante unas cinco horas.

El tren, una unidad S-470 con 34 viajeros a bordo, chocó contra un corzo, según Renfe, “del tamaño de un caballo”, como ilustraron fuentes cercanas al suceso, en torno a las 11 horas. Tras la colisión, el cuerpo del venado quedó debajo de la unidad ferroviaria que lo fue arrastrando durante varios cientos de metros, hasta que finalmente tuvo que detenerse debido a la vibración que se estaba registrando en los coches. Y es que el tamaño del animal había provocado daños en el sistema de tracción y frenos del tren, por lo que quedó varado, en medio de la nada entre Mataporquera y Aguilar y con 34 viajeros a bordo.

Al ser una línea de vía única, la comunicación entre Palencia y Cantabria se vio cortada. Esto además imposibilitó el rescate de las personas que viajaban en el tren por medio de la colocación de otro tren en paralelo. Además, las unidades que Renfe usa en esta línea,, tampoco tienen salida o interconexión por cabina, como sí tienen las que usan en la red de ancho métrico, por lo que tampoco se podía trasladar a los viajeros a otro tren colocado detrás.

Intento de arrastre

En un primer momento, al quedar inútil el tren, sí se dispuso de una máquina de rescate para que arrastrara a la unidad averiada hasta la estación cántabra de Mataporquera. Pero, una vez llegada la locomotora de rescate, no pudo producirse el enganche entre las dos unidades, por lo que los viejos no pudieron regresar hasta Mataporquera, donde les esperaba un autobús para llevarlos hasta su destino.

Encerrados en los tres coches del tren, tuvieron que aguantar hasta cerca de las 16 horas, cuando los trabajadores de Renfe pudieron reparar de emergencia el tren de Media Distancia para que pudiera llegar por sus propios medios, pero en precario, hasta la terminal de Mataporquera. Entonces sí, pudieron retomar su viaje hasta su destino, del que algunos renunciaron al haber perdido los enlaces que tenían previsto tomar en Palencia o en Valladolid, debido al tiempo que estuvieron atrapados en el tren. Tenía prevista su llegada a Palencia a las 12,34 y a Valladolid a las 13,20 horas. Durante la espera, algunos rompieron el cristal de la máquina de vending para acceder al agua.

Durante el tiempo en el que el ferrocarril estuvo interceptando la vía ningún otro tren pudo unir Palencia con Cantabria. Según Renfe, esto afectó a un Alvia, que acumuló un retraso cercano a los 45 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí