Con motivo de la festividad de Santiago Apóstol, Patrimonio Nacional pone en funcionamiento varias fuentes del Palacio Real de La Granja. / ICAL
-Publicidad-

Unas 5.000 personas se remojan en el encendido extraordinario por Santiago Apóstol de las fuentes del Palacio Real de La Granja

Éxito absoluto de público, con 5.000 asistentes, que disfrutaron hoy de una refrescante manera de decir adiós al intenso calor de los últimos días con los espectaculares y divertidos juegos de agua de las monumentales fuentes del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso (Segovia). Un encendido extraordinario por la festividad de Santiago Apóstol, de forma sucesiva por La Selva, Carreras de Caballos, El Canastillo, Las Ocho Calles, Las Ranas, Baños de Diana y La Fama.

Una propuesta diferente para pasar la tarde, con el frescor y la sombra que ofrecen los jardines del Palacio Real salpicado por ver ‘correr’ las fuentes, cómo el agua se convierte en la gran protagonista en las sabias manos de los técnicos de Patrimonio Nacional que bien conocen las posibilidades de este prodigio hidráulico, que conforma un laberinto de 14 kilómetros de tuberías capaces de transportar 500 litros de agua por segundo.

En cada fuente sucede algo diferente. La majestuosidad de La Selva y Carrera de Caballos, con la sierra de Guadarrama de fondo y sus chorros verticales. Diversión asegurada para un público de todas las edades, con muchas sorpresas si es la primera vez que ven en marcha, en el Canastillo y Las Ranas, con la sorprendente altura y alcance de estas fuentes que llegan a formar una abanico de agua, ideal para paliar los cerca de 30 grados de máxima.

Baños de Diana

La fuente de los Baños de Diana siempre es una de las más fotografiadas, por sus dimensiones y la forma en la que el agua juega con la piedra, así como la fuerza de los chorros laterales que forman arcos de medio punto hacia el centro de la fuente. Una imagen que se hizo popular hace tan solo unas semanas con el posado de la reina Letizia junto a los acompañantes de los asistentes a la Cumbre de la OTAN de Madrid.

El fin de fiesta del encendido en el día de Santiago Apostol fue, una vez más, para La Fama y su imponente chorro vertical de agua que alcanza casi los 50 metros. Una fuente donde los espectadores tienen que tener muy en cuanta la dirección del viento. Hay quien prefiere contemplarla de lejos, al estar bellamente integrada en el paterre que lleva el mismo nombre y se puede fotografiar con el Palacio Real de La Granja de fondo.

La próxima cita, al margen de los encendidos nocturnos los sábados de los Baños de Diana, será un encendido extraordinario de varios conjuntos el día de San Luis, el 25 de agosto, en plena celebración del programa de actos de las fiestas de La Granja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí