dron osos montaña palentina
Dron utilizado para explorar el interior de la gruta en la que se refugiaron los osos. / JCYL
-Publicidad-

La Junta mantiene todas las hipótesis abiertas después de que finalicen sin nuevos indicios la búsqueda de la osa y el osezno refugiados en una cavidad de la Montaña Palentina tras el ataque de un macho que murió despeñado

No hay nuevos indicios del osezno y su madre que se despeñó en una pelea con un macho en la montaña palentina hace unos días. El macho murió poco después de precipitarse por el cortado.

Los trabajos del operativo de vigilancia de la osa adulta y su osezno llevados a cabo durante la última semana finalizaron sin obtener nuevos indicios de su presencia en la cavidad. Eso sí, señalan desde la Junta, la gruta en la que fueron localizados consta de numerosas galerías y pozos totalmente inaccesibles, por lo que no se puede descartar ninguna hipótesis.

El pasado miércoles 15 de junio, el operativo desplegado por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio se aproximó a la cavidad para realizar una prospección remota mediante videoscopio con infrarrojos sin observar indicios de la osa ni del osezno.

Tras utilizar estos equipos sin éxito, se decidió emplear un dron de inspección de interiores, resistente a colisiones y con alta accesibilidad. Este equipo fue utilizado durante el día de ayer lunes para alcanzar el interior de la cavidad donde se observó la osa con vida con cámaras endoscópicas durante los primeros días del operativo.

Durante el desarrollo del operativo en el día de ayer, si bien se pudo observar con detalle el interior de la cavidad donde se localizó la osa los primeros días, no se pudo localizar nuevos indicios o imágenes de la osa y del osezno en dicha ubicación.

Seguirá el control por la zona.

Aun así, debido a que se trata de un complejo kárstico en una formación caliza, la cavidad donde se localizó a la osa y el osezno consta de numerosas galerías y pozos totalmente inaccesibles, por lo que no se puede descartar ninguna hipótesis.

Es decir, que la osa y osezno permanezcan en el interior de la cueva en otras cavidades o simas no exploradas o, incluso, que pudieran haber utilizado algún pozo o galería no localizado para su salida al exterior de la cavidad.

Por todo ello, el operativo de la Junta mantendrá la vigilancia en el entorno de la Peña de Santa Lucía por si se pudiera localizar en el exterior la osa o el osezno, e igualmente se mantendrán instalados los sistemas de seguimiento en tiempo real, los cuales se han ampliado durante la jornada de ayer a otros puntos próximos a la cavidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí