Ambulancia palencia gana
Una ambulancia en el centro de Palencia.

Movilizan a los servicios de emergencia al temer que un huésped de un hotel de Palencia podría estar en un grave peligro para su vida

O. H.

Y no estaba muerto, no, no… pero tampoco estaba tomando cañas como decía Peret en su canción. En la jornada de ayer se vivió en Palencia una de esas situaciones llamativas que llevan a sacar una sonrisa y un “pero bueno”. De las que se pasa de la emergencia pensando en la posibilidad de ver truncada la vida de alguien a comprobar que ésta estuvo lejos de ponerse en riesgo.

Al mediodía de ayer, la directora de un hotel de la capital palentina, avisó a los servicios de emergencia al tener constancia de que un huésped, que debía haber abandonado las instalaciones antes de esa hora, no lo había hecho y tampoco respondía a las llamadas que se le hacían.

La cosa no hubiera pasado de pensar en un gorrón, si no fuera porque durante la mañana, los empleados del establecimiento tuvieron que ayudarle a levantarse del suelo puesto que se había caído y no podía incorporarse. De ahí que, temiéndose lo peor, desde el establecimiento hostelero se requiriera la presencia de los servicios de emergencia, y de la Policía, para poder acceder a la habitación.

Con la Policía a la puerta

Una vez los agentes de la Policía Local de Palencia se personaron ante la puerta de la habitación, llamaron insistentemente a la puerta sin que nadie la abriera ni diera respuesta. La posibilidad de que el hombre hubiera sufrido algún tipo de percance crecía en la mente de los presentes. Por tanto, y ya con la presencia policial, los empleados del hotel abrieron la habitación con todo preparado, incluso una ambulancia a la entrada del Hotel, por si había que atender al hombre.

Pero al vencer el pestillo no se encontraron a nadie tendido en el suelo convulsionando o inerte, sino que se comprobó que esta persona estaba en perfectas condiciones. Porque no, no estaba muerto. Estaba escuchando música. A tal volumen, según manifestó, que no había oído las reiteradas llamadas que habrían hecho tanto el personal del hotel como los agentes de la Policía.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí