La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha presentado este lunes en la localidad palentina de Baltanás el modelo pionero de Atención en Red, que la Junta va a poner en marcha en 41 municipios de la comarca de El Cerrato con una inversión de nueve millones de euros.

Se trata de un proyecto innovador, paradigma del sistema de atención a la Dependencia 5.0, que tiene como finalidad ofrecer cuidados individualizados a las personas mayores, con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica, ya sea en centros residenciales o en su propio domicilio, de la mano de las nuevas tecnologías.

Acompañada por la alcaldesa de la localidad, María José de la Fuente, y la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, la consejera ha recordado que este modelo asistencial se está desplegando ya en 208 localidades rurales de cuatro provincias, incluida la palentina. El desembolso que realizará la Junta se eleva a 37 millones de euros.

En concreto, la implantación de la Atención en Red en la comarca de El Cerrato en esta primera fase se prolongará por espacio de tres años y requerirá un presupuesto de nueve millones de euros, de los que siete están vinculados a la prestación de servicios, que en Palencia se realizará de la mano de la Fundación San Cebrián, informa EP.

Cabe destacar la importancia de contar en estos proyectos con la colaboración de entidades del Tercer Sector comprometidas con el territorio concreto de actuación y con las personas con discapacidad. En este caso, la Fundación San Cebrián permite contar con un elemento adicional de inclusión social, ya que en torno al 20 por ciento del empleo que se genera puede ser desarrollado por personas con discapacidad de la zona.

La previsión es que Atención en Red preste apoyo y cobertura a 240 personas durante el periodo de desarrollo en los 41 municipios participantes y genere alrededor de un centenar de empleos vinculados a sus cuidados.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades avanza así en el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el presidente Mañueco y la propia consejera Isabel Blanco de extender este modelo de atención por todo el territorio autonómico, una vez se han iniciado ya experiencias piloto en Salamanca (en las mancomunidades de Vitigudino y Cabeza de Horno), en Zamora (en las comarcas de Aliste y Sayago) y en Burgos (en las comarcas de Arlanza y Sierra de la Demanda).

MÁS DE 400 EMPLEOS

Cuando el proyecto funcione de forma efectiva en las cuatro provincias en las que se está desplegando, tendrá capacidad para garantizar cuidados personalizados a más de un millar de personas y crear más de 400 puestos de trabajo en el medio rural -cifra a la que hay que añadir otros 72 previstos de personas con discapacidad-, lo que contribuirá a fijar población.

Isabel Blanco ha precisado que la apuesta por este modelo de atención responde al proceso de modernización de los Servicios Sociales de Castilla y León y se ajusta a la realidad sociodemográfica y territorial de una Comunidad donde uno de cada cuatro habitantes tiene más de 65 años y la población se encuentra repartida en miles de pequeños núcleos rurales, informa EP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí