685.000 desplazamientos por Castilla y León durante la operación retorno del verano

15/04/2019 IMAGEN DE RECURSO DE COCHES EN UNA CARRETERA SOCIEDAD CASTILLA-LA MANCHA ESPAÑA EUROPA TOLEDO AUTONOMÍAS ARCHIVO

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera 685.000 desplazamientos de largo recorrido en Castilla y León, en el marco de la operación retorno del verano, que empieza mañana a las 15 horas y se extenderá hasta la medianoche del domingo. El organismo confía en que los movimientos se producirán de forma escalonada hasta el final del mes de agosto, el próximo miércoles, lo que favorecería un tráfico más fluido en estos próximos tres días.

No obstante, el dispositivo tendrá en cuenta que coincidirán en carretera los desplazamientos habituales de un fin de semana de verano con los de los ciudadanos que regresan a sus localidades de residencia tras las vacaciones. Estos movimientos se producirán especialmente el domingo 28, aunque continuarán hasta el 31 de agosto.

De los casi 700.000 desplazamientos, que suponen el 14 por ciento del total nacional, Valladolid soportará la cifra principal, con una previsión de 110.000 movimientos. Le siguen Burgos, con 99.000, Segovia, con 89.000, León, con 82.000, Ávila, con 75.000, Palencia y Salamanca, con 69.000 en cada caso, Zamora, con 51.000; y cierra Soria, con 41.000.

Así, mañana viernes, entre las 16 y las 22 horas, y el sábado por la mañana, principalmente entre las 9 y las 13 horas, se producirán importantes movimientos de largo recorrido que provocarán intensidades elevadas de circulación que pueden provocar retenciones de salida de las grandes ciudades, así como en las principales vías de comunicación de acceso a zonas turísticas y de descanso, tanto de costa como de montaña. A última hora de la tarde noche del viernes los problemas pueden localizarse en las zonas de destino.

A estos movimientos, de aquellos que empiezan ahora a sus vacaciones, se sumarán los habituales de salida por comienzo de fin de semana estival hacia las zonas de costa y segundas residencias.

Además, en la tarde del sábado se podrán ya observar movimientos de retorno hacia los grandes núcleos urbanos de aquellos que finalizan sus vacaciones y realizan el regreso escalonado a sus lugares de residencia. Por ello, se puede producir intensidad circulatoria en algunos ejes viarios.

Ya el domingo por la mañana la circulación podrá ser “conflictiva” en las carreteras que comunican poblaciones del litoral y accesos a zonas de playas en trayectos de corto recorrido, mientras que a partir de primeras horas de la tarde (especialmente entre las 17 y las 23 horas) comenzará el retorno, tanto de los que finalizan sus vacaciones en agosto como de los que han salido a disfrutar del fin de semana, y podrán producirse incidencias con altas intensidades de tráfico en los principales ejes viarios que comunican las zonas del litoral, montaña o segunda residencia con los accesos a las grandes ciudades.

Por todo esto, la DGT recomienda, “como siempre”, planificar los viajes con antelación y, “si es posible, evitar las horas más desfavorables”.

Dispositivo especial

Con este flujo de vehículos en carretera, la DGT ha establecido una serie de medias de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos.

Así, instalará carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades. También restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

Igualmente, paralizará las obras en las carreteras y limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada. Por último, diseñará itinerarios alternativos recomendados, según origen y destino, con distancias y tiempos de recorrido y, en algunos casos, “evitando la zona centro, que es la que más intensidad circulatoria presenta”.

A estas medidas se suman los medios humanos disponibles, entre los que se encuentran los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que “velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación”. También los funcionarios y el personal técnico especializado de la DGT en el Centro de Gestión de Tráfico del Norte, la patrulla de helicóptero y los más de 13.000 empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Transportes y del resto de titulares de la vía, así como el personal de los servicios de emergencia.

Por último, el dispositivo especial también cuenta en Castilla y León con los recursos materiales de los que dispone la Dirección General de Tráfico: 86 radares fijos de control de velocidad, de los cuales 24 son de tramo, 97 móviles, un helicóptero, dos drones, 24 cámaras y tres furgonetas camufladas para control del uso de móvil y cinturón de seguridad. La DGT dispone también de vehículos y motos sin rotular que circularán por todo tipo de vías con el fin de vigilar cualquier infracción.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí