Este martes abre al público el Museo Territorial Campos del Renacimiento, que propone una nueva mirada global sobre el importante conjunto de arte sacro que atesoran Becerril de Campos, Paredes de Nava, Cisneros y Fuentes de Nava

 

A. Acitores | Becerril de Campos, Paredes de Nava, Cisneros, Fuentes de Nava

Era una de las grandes promesas por cumplir en materia de turismo cultural. Y por fin ha llegado: este martes abrirá sus puertas Campos del Renacimiento, un  Museo Territorial en cinco sedes que aporta una nueva mirada sobre el importante conjunto de arte sacro que atesoran Becerril de Campos, Paredes de Nava, Cisneros y Fuentes de Nava, con obras de autores tan importantes como Pedro y Alonso Berruguete, Alejo de Vahía o Francisco de Giralte, entre otros.

Una de las principales novedades que aporta esta propuesta es articular las obras que ya se exhibían en los distintos museos diocesanos del conjunto en torno a un relato. «El estilo de Las Edades del Hombre está muy presente, no solo en la cuestión estética de los elementos museográficos, sino también en el propio relato», explicaba ayer el secretario técnico de la Fundación Las Edades, José Enrique Martín. «Esto es esencial, pues permite que en la contemplación de las piezas detectemos el origen para la que fueron creadas estas obras».

Museo Campos del Renacimiento Paredes de Nava

Obras que fueron concebidas por sus autores para la fe y la devoción, no para su exposición como piezas artísticas, por lo que la nueva propuesta museográfica las mantiene en su contexto natural -las iglesias a las que pertenecieron-, dotándolas de un hilo conductor y un estilo estético coherente en sus cinco sedes.

De hecho, las piezas que se exhiben ni siquiera se han movido de su lugar original. «Estaban ya en los templos, bien porque pertencían a ellos, o porque a lo largo de la historia se incorporaron a los mismos procedentes de iglesias cercanas que desaparecían», explicaba el director del museo, José María Vicente.

CONJUNTO SINGULAR

En la época del Renacimiento, la zona de Tierra de Campos gozaba de cierta prosperidad gracias al comercio de lana y cereal, lo que redundó en «un patrimonio de enorme riqueza que floreció durante el siglo XVI, con iglesias extraordinarias y monumentales», en palabras de José María Vicente. Un contexto propicio para el desarrollo de artistas como el poeta Jorge Manrique o los escultores y pintores Pedro Berruguete, Alonso Berruguete, Alejo de Vahía o Francisco de Giralte, entre otros. Su legado indiscutible para la Historia del Arte está presente en las piezas que se conservan en los templos de Santa María en Becerril de Campos; Santa Eulalia en Paredes de Nava; San Pedro y San Facundo en Cisneros, y Santa María en Fuentes de Nava. Iglesias-museo que son también obras de arte únicas en sí mismas -muy especialmente en los dos últimos casos, con los espectaculares artesonados de estilo mudéjar-.

El itinerario que propone Campos del Renacimiento comienza en Becerril de Campos. El relato se inicia con la propuesta ‘Tierra de María’, donde se profundiza en la figura de la Virgen, «muy presente en Castilla y especialmente en Palencia», a través de obras principalmente de Alejo de Vahía -natural de la localidad- y Pedro Berruguete.

Siguiendo la lógica presente en las Edades del Hombre, el siguiente capítulo tiene su sede en Paredes de Nava, en cuya iglesia de Santa Eulalia se exhibe el conjunto titulado ‘Cristo y su Iglesia’. A diferencia de Santa María en Becerril, un templo reconvertido a museo ya en el año 1973, Santa Eulalia sigue siendo la iglesia parroquial paredeña, por lo que la exposición se ha acomodado a los espacios para el culto y la liturgia de una manera natural y respetuosa con el entorno. La importancia de esta sede viene dada por las obras que alberga, empezando por las famosas pinturas de Reyes de Judá de Pedro Berruguete, en el retablo mayor de la Iglesia, o incluso el órgano barroco de Tadeo Ortega. Pero también viene dada por el contexto, pues en este lugar crecieron y ejercieron artistas como el poeta Jorge Manrique o el propio Pedro y Alonso Berruguete. Es por ello que en esta parte del museo Campos del Renacimiento se profundiza en la difusión didáctica de estos autores y su legado, con elementos interactivos que permiten, por ejemplo, acceder a información mediante botones que se activan sin contacto físico al pasar la mano por encima, en coherencia con las restricciones actuales para museos y salas de exposiciones.

El templo, en sí, es parte de la exhibición, que incluye también elementos textiles -casullas o palios- y de orfebrería, e incluso las reliquias de Santa Eulalia y la costilla de Santiago. «En algunos casos, la musealización ha apostado por la intervención mínima», explicaba el secretario técnico desde el interior de una pequeña sala que conserva un hermoso artesonado y un suelo en mosaico de canto rodado muy utilizado en la Castilla de la época, y del que apenas se conservan vestigios. Otra de las sorpresas de este espacio es, también, la nueva vista de las bóvedas, la nave mayor, el coro y la torre románica curiosamente integrada en el interior de la iglesia, que se ofrece tras la eliminación de muros añadidos, una obra que se ha ejecutado recientemente.

 

CISNEROS Y FUENTES DE NAVA

El itinerario continúa en Cisneros, única localidad que cuenta con dos sedes de este museo, articuladas en torno al epígrafe ‘Nuestra iglesia’. La primera, San Pedro, permite al visitante profundizar en la obra de uno Francisco de Giralte, discípulo de Alonso Berruguete. Así, tras conocer en Paredes de Nava la obra de los Berruguete, se profundiza también en la escuela que crearon y consolidaron autores como Girale, que firma entre otras obras el retablo mayor de este templo-museo, cuya importancia se explica en una proyección audiovisual y una pantalla interactiva.

San Pedro es la última parada de la parte del museo más centrada en las obras pictóricas y escultóricas, pues las dos últimas sedes centran el protagonismo en los propios elementos del edificio, concretamente, en sus artesonados mudéjares. Tanto la iglesia de San Facundo y San Pelayo en Cisneros como la de Santa María en Fuentes de Nava ofrecen un pequeño centro de interpretación sobre las techumbres mudéjares, que lucen totalmente restauradas. En el caso de Santa María, de Fuentes, la Fundación Las Edades ha intervenido en el artesonado de la Capilla Mayor, que estaba pendiente de restaurar, por lo que actualmente puede contemplarse en todo su esplendor y con una iluminación que le hace justicia a su calidad artística.

Durante la época que aborda Campos del Renacimiento, la Diócesis de Palencia era una de las más ricas de España, por detrás de Santiago, Sevilla, Burgos y Toledo. Gracias a ello, «hoy es una de las Diócesis que atesora un patrimonio mayor, no solamente por número de obras sino también por su calidad y variedad estilística. Y se da la circunstancia de que en este territorio se produce una gran concentración», explicó José Enrique Martín.

Santa María, Fuentes de Nava

LA EXPERIENCIA DE LAS EDADES, AL SERVICIO DE CAMPOS DEL RENACIMIENTO

El legado de aquel esplendor merecía un proyecto propio, que unificara la colección que ya exhibía el Obispado, y presentara sus piezas en el mejor estado de conservación. «Siempre hemos tenido una gran preocupación por la preservación, conservación y difusión del patrimonio, y desde la Fundación Las Edades estamos trabajando en distintos modelos de difusión del mismo. Este es uno de ellos», agregó el secretario técnico.

Si bien Las Edades del Hombre son exposiciones temporales que mueven una gran cantidad de público en fechas concretas, la propuesta de este Museo tiene un carácter vivo, abierto a cambios y adaptaciones expositivas, y, sobre todo, permanente. En torno al museo, «se pretende mover al turismo cultural y religioso, asentar población, crear empleo y dinamizar zonas como ésta, que sufren una despoblación paulatina», afirmó su director.

En este sentido, será fundamental la integración de esta dinámica con administraciones y empresas locales para crear y consolidar esta zona de la Tierra de Campos como el gran recurso patrimonial y turístico que es.

INAUGURACIÓN

La localidad palentina de Paredes de Nava ha acogido esta mañana el acto de inauguración de este proyecto singular que abre sus puertas al público general este próximo martes, con la presencia del obispo de Palencia, Manuel Herrero, el consejero de Cultura y Turismo de Castilla y León, Javier Ortega, y la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisen. El obispo de Palencia, monseñor Manuel Herrero, ha manifestado su alegría y satisfacción por el Museo Territorial y “por ser una muestra de la colaboración de instituciones y de las comunidades parroquiales con sus presbíteros al frente al servicio del pueblo palentino y terracampino”.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha explicado que este museo territorial es una de las iniciativas con las que la institución que preside quiere poner en valor los recursos no deslocalizados de la provincia de Palencia. Y ha señalado que la Diputación “siempre ha creído en el aprovechamiento de nuestros recursos naturales y patrimoniales como motor de desarrollo. Ya lo demostramos durante el anterior mandato con el impulso de las Loras como geoparque mundial UNESCO”. Finalmente, Armisén ha hecho hincapié en la importancia de poner en marcha este proyecto en medio de una crisis sanitaria como la que vivimos, por su potencial “dinamizador de la economía y del territorio”.

Pantalla sin contacto en Santa Eulalia, Paredes de Nava

Para el consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, Campos del Renacimiento es una iniciativa creada para acercar a todas las personas la riqueza espiritual, histórica, monumental y paisajística de Tierra de Campos, lo que supondrá, además, “la puesta en valor y la promoción del extraordinario patrimonio” que estas iglesias atesoran. Del mismo modo, Ortega ha destacado, como “ya he expuesto en múltiples ocasiones”, lo indispensable que “resulta impulsar y liderar la coordinación de esfuerzos con todas las instituciones que trabajan día a día en el territorio para favorecer su desarrollo, desde la oportunidad que supone disponer de un enorme y diverso patrimonio heredado”.

INFORMACIÓN DE INTERÉS:

El Museo Territorial Campos del Renacimiento es una iniciativa de la Diócesis y la Diputación de Palencia, enriquecida con el apoyo de la Fundación Las Edades del Hombre y la Junta de Castilla y León.

Durante este primer fin de semana, se organizarán jornadas de puertas abiertas para los vecinos de cada localidad que lo integra, previa inscripción. Abrirá definitivamente sus puertas al público general a partir del día 15 en horario de martes a domingo, de 10:30 a 14:00 y 16:30 a 20:30 horas, previa reserva en esta web.

San Pedro, Cisneros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí