Policía Local de Palencia.
Imagen de un coche de la Policía Local de Palencia.
-Publicidad-

La Policía Local identifica en Comisaría a un varón que se encontraba despiezando una bicicleta en plena calle de madrugada

Hay veces que cae lluvia, otras pedriscos, pero lo que caía ayer en una calle de Palencia eran cascotes desde lo alto de un edificio. Un riesgo para quienes caminaban debajo de donde se producía tal precipitación pese a tener los cielos rasos.

Fueron los vecinos quienes avisaron a la Policía Local que desde lo alto de un edificio de la calle Santiago de la capital palentina estaban cayendo restos de materiales de construcción. Personados en la zona los agentes comprobaron que el origen de esos restos era una obra que se estaba acometiendo en un domicilio, por lo que decidieron subir a advertir a los operarios.

Allí fueron conscientes de que la caída de los cascotes no era lo único irregular, puesto que vieron que lo que se estaba haciendo era una reforma integral del domicilio, por lo que solicitaron la licencia pertinente. Sin embargo, no se la pudieron mostrar puesto que, según el parte de la Policía Local, la obra carecía de ella.

Desguace de una bicicleta

Por otro lado, ya de madrugada, los policías locales de Palencia trasladaron hasta el Cuartel a un hombre para identificarlo, dado que en el momento en el que le dieron el alto no portaba ninguna identificación.

El origen de su interceptación en plena calles es que, casi a las 4 de la madrugada, se encontraba en la calle Obispo Fonseca, desguazando una bicicleta, y puesto que no pudo certificar su propiedad fue requerido para identificarse, lo que no se produjo hasta que llegó a las instalaciones de la Policía. Allí se depositaron las piezas y las herramientas utilizada a la espera de que el titular de la bicicleta presentara la pertinente denuncia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí