Puesta en uso del nuevo puente de Villaescusa de las Torres.

La Diputación de Palencia abre al tráfico el nuevo puente sobre el Pisuerga que da acceso a la localidad y al espacio natural y sustituye al que se llevó una riada en diciembre de 2019

Óscar Herrero

Algo más de tres años han tenido que pasar para que la localidad de Villaescusa de las Torres, perteneciente al municipio de Pomar de Valdivia, haya vuelto a tener conexión directa por carretera pavimentada. Es el tiempo que ha mediado desde diciembre de 2019 hasta la jornada de hoy. El periodo desde que la borrasca Elsa le diera tanta fuerza al Pisuerga como para llevarse el anterior puente hasta el momento en el que se ha abierto esta nueva vía de comunicación. Se ha pasado de un puente de rellenos sobre chapa galvanizada a una nueva infraestructura de hormigón preparada para, teóricamente, soportar avenidas más fuertes que la generada por Elsa.

Durante esta mañana la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén ha participado en la puesta en uso de esta infraestructura que permite el paso sobre el Pisuerga de la carretera provincia PP-6002, único acceso pavimentado a Villaescusa de las Torres y a la puerta de acceso a Las Tuerces.

Con el objetivo de poner a disposición de los vecinos de la localidad esta carretera que les unía con Valoría de Aguilar, y la Autovía A-67 y la N-611, la Diputación ha recepcionado de forma provisional y parcial las obras, encargadas a la empresa UTE Herrero Temiño SA-Asfaltos Uribe SA por algo más de un millón de euros.

De forma parcial porque aún resta por construir el aparcamiento anexo a la nueva infraestructura para salvar el Pisuerga, y que permitirá a los visitantes a Las Tuerces tener un espacio donde estacionar los vehículos sin tener que entrar en la pequeña localidad de 18 vecinos. Según la Diputación, el resto de los trabajos “marcha a muy buen ritmo por lo que la fecha prevista de finalización es el mes de abril, cumpliéndose de esta manera el plazo fijado”.

Para la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, la apertura de este nuevo puente “era muy esperada” porque era además “imprescindible para la accesibilidad a esta localidad y al monumento natural de Las Tuerces. Se trata de un puente que da “seguridad y la accesibilidad” a esta localidad y al espacio natural.

Por su parte, el vocal de la Junta Vecinal de Villaescusa de las Torres, Alberto Rodríguez, mostró su satisfacción con la puesta en servicio de esta nueva infraestructura, “a la altura de la localidad y del espacio natural” y cuyo resultado ha sido “inmejorable”. También estuvieron presentes en la puesta en servicio los diputados de Acción Territorial, Urbano Alonso, de zona, Jesús Manuel Sevilla, y de Carreteras, José Antonio Arija y el alcalde de Pomar de Valdivia, Teófilo Calderón, junto al presidente de la Junta Vecinal de Villaescusa, Luis Fernando Millán.

Tres años de espera.

La reparación de la comunicación directa de esta localidad con el resto de la provincia por medio de una carretera se ha demorado tres años, en parte por las exigencias realizadas por la Confederación Hidrográfica del Duero al primer proyecto planteado por la Diputación provincia, cuyo presupuesto era de unos 700.000 euros. También, alega la Institución Provincial, el Organismo de Cuenca se demoró en su respuesta.

Tal y como explica la Diputación en una nota, entonces el proyecto “se elevó a más de un millón de euros lo que provocó que la entonces empresa adjudicataria, UTE CIM Ingeniería- ATP Ingeniería, renunciara a realizar la obra”. Con ello se tuvo que relanzar la licitación por la vía de urgencia y en apenas diez días dio su propuesta de adjudicación de las obras. Tras la valoración de las seis ofertas presentadas, la UTE Herrero Temiño SA-Asfaltos Uribe SA se alzó con el contrato por un importe de 1.054.882,11 euros (IVA incluido), lo que representa una baja del 14,68%% con respecto al precio base de licitación establecido en el proyecto y en el procedimiento abierto ordinario tramitado por la Diputación (1.236.383,17 euros).

En este sentido, Armisén insistió en que “la Diputación ha hecho todo lo que ha podido frente a las “dificultades administrativas”.

Durante este tiempo y para mantener un mínimo de comunicación rodada con la localidad y el espacio natural, desde la Diputación se realizaron obras de urgencia para pavimentar y señalizar un camino rural que unía Villaescusa de las Torres con Gama y con Villallano de Aguilar.. Sin embargo se trata de una solución temporal dado que, dicho camino, al transitar bajo las vías del tren, tiene una limitación de 2 metros de altura.

El puente.

La nueva estructura consiste, en un puente a base de vigas prefabricadas que forman tres vanos de algo más de cincuenta metros entre ejes de estribos. La anchura del tablero ronda los diez metros (en concreto 9,80 metros, sección repartida en dos carriles de 3,10 metros y dos arcenes de 0,40 metros, más 1,80 y 1,00 metro para las aceras izquierda y derecha respectivamente). Notablemente más ancha que el resto de la carretera PP-6002.

Además del puente en sí, el proyecto incluye obras complementarias, como la protección de ambas márgenes del puente con muros de escollera, y la adecuación como aparcamiento de una parcela situada en la margen del camino pavimentado que da servicio a la piscifactoría, con una dimensión de 1.700 metros cuadrados, que estará delimitado perimetralmente por una valla de madera. También las plazas de aparcamiento se delimitarán con postes de pino, para asimismo ofrecer un aspecto estético adecuado al entorno. Es esta parte la que queda por rematar

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí