La Asociación de Vecinos del Barrio de Santiago manifiesta que la zona sur de la ciudad necesita renovar los equipamientos infantiles y realizar un mantenimiento mínimo de las calles y dotaciones

Con urgencia. Así demanda “una vez más” la Asociación de Vecinos del Barrio de Santiago de la capital una remodelación prácticamente integral de la plaza Virrey Velasco. Un centro de encuentro en el barrios que, más allá de su “mal estado”, está provocando problemas en las edificaciones anexas “ya que cuando llueve, al estar en cuesta, se mete el agua en los garajes”, explica Evelio Rodríguez, presidente del colectivo vecinal.

Rodríguez critica la pasividad del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento dado que, afirma, se ha solicitado este arreglo en los últimos años “sin que hayan hecho nada” después del anterior intento de solucionar algunos problemas que se dieron en la plaza “y que fueron peor. Lo dejaron peor”.

De forma paralela a la demandada reforma, Rodríguez asegura que al menos sería necesaria la renovación del parque infantil y el mantenimiento básico de los elementos del parque. “Hace falta resembrar el césped, por ejemplo. Un poco de mantenimiento en los juegos de los niños. Lo suyo sería que se cambiaran porque llevan al menos 20 años”. Además, señala que se trata de una de las dos zonas con juegos infantiles “en un barrio con muchos niños. La otra zona, la de la plaza rabí sem Tob, está igualmente mal. Sucia, sin mantenimiento”.

Parte del parque sin césped.
Parte del parque sin césped.

Mantenimiento básico

Y es que mantenimiento básico para el barrio es otra de las peticiones que el colectivo vecinal del barrio de Santiago hace al Ayuntamiento capitalino de cara a 2022. “El problema es que tanto tiempo sin ese mantenimiento básico hace que lo que haya que hacerse ahora en muchos lugares es mantenimiento. Qué dejen de cebarse con el centro de la ciudad hagan algo en los barrios. En este y en todos los demás”, se queja Rodríguez.

Porque afirma que “una avenida como la de San Telmo no puede estar como está. Con las aceras estropeadas”, o las zonas verdes “dejadas de la mano” por los servicios municipales. “Tenemos ahora un problema puntual y ya se lo hemos comunicado al ayuntamiento. Con la caída de las hojas, en la avenida Ramón Carande se han quedado en la mediana de césped. Nadie las ha recogido. Y cuando a ha habido viento, el aire las ha llevado hacia las calles que, como sin de titularidad privada, pues ahí no entran los barrenderos, por lo que son los vecinos quienes tienen que limpiarlas.

Un centro social

En cuanto a las dotaciones municipales, Rodríguez espera que de una vez se tenga en cuanta la necesidad “no solo del barrio, sino de toda la zona sur, de un centro social, en el que se pueda dar servicios y alternativas a la Tercera Edad. En su día planteamos la posibilidad de aprovechar el antiguo edificio de Carrechiquilla, pero nos dijeron que no. ¿Y sabes lo que va a pasar? Que la Junta venderá el terreno, y no va a dejar ni un duro para proyectos en el barrio. Ni siquiera en la ciudad”, se lamenta. Como otras posibilidades, desde el colectivo vecinal se apunta que “también se podría hacer (el centro social) en el Lecrac”.

Calle Jardines
Calle Jardines

Por lo que respecta al caso de la Calle Jardines, aunque el litigio entre Ayuntamiento y Diputación no afecta directamente al día a día del barrio y la unión de la calle fue una importante demanda del colectivo en su día, sí que recalcan que entonces se advirtió a las administraciones que no sería posible realizar lo que se planteaba en el acuerdo. “Nos han acabado dando la razón. Lo que no entendemos es que se hiciera así, y tampoco que no se haya ido pagando. Ahora los intereses van a ser más que lo que costó la calle”.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí