El Colectivo de Salud Pública de Palencia e Izquierda Unida piden la dimisión de la Consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, porque consideran que «añadir incertidumbre a la angustia es delito».

NOTA DE PRENSA.

Un postulado que puede derivarse del juramento hipocrático, que nunca suscriben los sanitarios, es el relativo a los pacientes, cuando dice: “apartaré de ellos (los enfermos) todo daño e injusticia”.
Viene esto a considerar que la actitud adoptada en diversas ocasiones por la doctora Casado, Consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, incumple flagrantemente ese principio ético que se ha dado en reducir a “Primun non nócere” (ante todo no hacer daño).
Todas las decisiones políticas son interpretables en razón de criterios varios, pero la doctora Casado conoce perfectamente que en el arte médico son difícilmente admisibles las decisiones de carácter sanitario que sometan a la ciudadanía a un aumento considerable de incertidumbre y angustia que se deriva en cualquier momento y en cualquier persona, y aún más en la pandemia que vivimos.
“Adaptar las evidencias a los usuarios”, en palabras del Dr. Igea, no puede incluir el cambio del sentido de una decisión vital en algunos casos, de la que lleva la sociedad
discutiendo más de quince días, en un plazo de 12 horas, según denuncian todos los medios de comunicación, con respecto al uso de una vacuna, cuando conocía la convocatoria del Consejo Interterritorial de Sanidad para esa misma tarde.
Añádase a esto el trato discriminatorio al medio rural en calendario de vacunación y desplazamientos.
Inadmisible e injustificable por más que se intente derivar la responsabilidad hacia arriba, porque además de Consejera de Sanidad es usted profesional de la medicina, y miles de personas de la Comunidad se han vista sometidas a un fuego cruzado de errores, con desplazamientos largos para volver a casa a rumiar la angustia de la duda, del riesgo, del miedo a la vacuna y al virus.
Datos más que suficientes para que reconsidere su papel en este marco social y trate de encontrar una sustitución en la función sanitaria, para su descanso y el de toda la
sociedad de Castilla y León.

Izquierda Unida y Colectivo de Salud Púbica de Palencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí