La portavoz de Hacienda del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, Rosa Rubio, considera que el último anuncio realizado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, es “improvisada” porque la misma “no aparece” en el anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias y Financieras, remitido al Consejo Económico y Social (CES) para la elaboración y emisión del informe previo que debe emitir.

También es improvisada, considera Rubio porque el propio Mañueco había anunciado una congelación de tasas, excepto en las de expedición de algunos títulos académicos y de inspección fitosanitaria. Además, la considera “electoralista” porque la medida no se toma teniendo en cuenta los intereses de la tierra y de los castellanoleoneses, “sino exclusivamente en los intereses electorales del Partido Popular y del propio Mañueco con el único objetivo de figurar en titulares de prensa”.

Se trata, considera Rubio, de una de las leyes “más importantes” que se aprueba cada año en las Cortes que es, junto a la ley de Medidas, en la que se tarda semanas en elaborar, programar y presentar, una ley “en la que no figuraba la medida anunciada hoy”, insiste la portavoz socialista.

Rubio considera que la justificación de Mañueco, es que esta bonificación para cazar y pescar contribuirá a la lucha contra la despoblación en Castilla y León, pero aún están esperando que explique “cómo y porqué”.

Castilla y León lidera el éxodo de jóvenes, afirma Rubio, ya que vive fuera de la Comunidad el 18,5 por ciento de los menores de 35 años pero, mientras, “Mañueco lo quiere combatir pagando menos por cazar y pescar”.

Por eso, la portavoz socialista se pregunta “si Mañueco está elaborando los Presupuestos de la Comunidad o el programa electoral del Partido Popular”. “Parece que se estuviera mercadeando con los electores en lugar de pensar en tomar las decisiones adecuadas y correctas que necesita nuestra tierra para salir de la crisis provocada por la COVID 19”, añade Rubio.

Pensando en quien más tiene

“El Partido Popular, con Mañueco a la cabeza, toma la decisión de bajar impuestos pensando en quien más tiene, más gana y más hereda, pero, a la vez, pide constantemente al Gobierno de España que le envíe dinero para llenar sus arcas, cada vez más maltrechas”, sostiene.

Considera Rubio que los grandes perjudicados por las elitistas medidas económicas y tributarias de Mañueco son los “miles y miles” de castellanoleoneses que ven recortados los servicios públicos “a los que tienen derecho”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí