Este mes tenemos el placer de entrevistar a Francisco Olea, entrenador del CD. Castilla Palencia, actual líder del Grupo A de 1ª Div. Reg. Aficionados.

Es su tercer año en el club, y de sobra conoce la dureza y competitividad de la regional. Año a año han logrado mejorar el equipo y progresar en sus metas a fin de temporada, y el de ésta es estar en lo más alto para luchar en los cruces para conseguir el tan soñado ascenso a tercera. Y aunque soñar es gratis, hay que centrarse siempre en el tan famoso ‘partido a partido’.

Su equipo ha logrado tocar la piedra angular que le permite lograr, hasta el momento, unos buenos resultados, y es que todo el potencial que tienen se debe gracias al equilibrio de la plantilla, con un amplio banquillo en el que cualquiera puede ser titular y una defensa férrea (equipo menos goleado con 5 tantos en 8 jornadas), ya que los últimos años era uno de sus puntos débiles. A todo sumamos un exigente plan de entrenamiento y los buenos resultados obtenidos hacen posible que el CD. Castilla Palencia esté en lo más alto de la tabla.

La poca afluencia de asistentes en el mundo futbolístico es un gran hándicap para el deporte, ya que no solo sumamos la falta de ese aliciente motivacional, sino que añadimos elementos externos al fútbol como estar pendientes de mascarillas, no entrar en vestuarios, charlas en el exterior, etc. Pero tanto él como los jugadores están deseando volver a la normalidad.

El vestuario se puede resumir con 2 palabras: muy saludable. Es un equipo con mucho compromiso, muy buen ambiente y muchísimas ganas de entrenar, lo que le hacen sentirse muy orgulloso del grupo que han logrado formar.

Francisco Olea fue jugador del Palencia en los años 90, militando en la 2ª división B, y como no puede ser de otra manera, añora esos momentos, la vieja Balastera, ese encanto que tenía, el ambiente a fútbol que se desprendía, y como él mismo nos dice, le provoca «sentimientos de orgullo y nostalgia cuando hablo con mis excompañeros, deseando poderlo volver a vivir».

Lleva 20 años a su espalda como entrenador, pero su pasión siempre ha sido jugar, vivir el fútbol desde dentro. Aprovecha cualquier partido con los veteranos o rondo con sus jugadores para estar en contacto con el terreno de juego, ya que es lo que de verdad le ha motivado.

Para ‘Olea’, su rincón favorito de la provincia es la Calle Mayor: «es una gozada poder dar un paseo». Cualquier fin de semana sin fútbol se dedicaría a pasarlo tranquilo, con la familia, de paseo, tomando algo o jugando un partido de pádel con los amigos.

Quieren agradecer enormemente el apoyo recibido por su patrocinador, Vinoteca CopaBoca. Su esfuerzo en momentos difíciles hacen posible la continuidad del CD. Castilla Palencia.

En resumen, Francisco Olea es un hombre tranquilo y sencillo que está llevando a su equipo a lo más alto de la tabla.

¡MUCHA SUERTE!

Twitter Castilla Palencia CF
Facebook Castilla Palencia CF
Instagram Castilla Palencia CF

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí