Guardo paraliza la contratación de mejoras en colectores hasta corregir un error en el proyecto

En punto muerto el proyecto de renovación del colector en calle Río Chico que pondrá fin a vertidos al río

Guardo es consciente de que las actuales dotaciones para gestionar sus aguas residuales y pluviales con insuficientes. Tanto, que desde el año 2016 lleva dándole vueltas a una solución. Ahora se anuncia la necesidad de modificar aspectos del proyecto para ejecutar unos trabajos cuya licitación no se ha cerrado en los dos procedimientos que se han abierto en los últimos dos años.

El presupuesto que se manejaba, 135.000 euros. En junio del pasado año se declaró desierto. Ahora el procedimiento se ha paralizado tras detectarse errores en el proyecto.

Así se explica en el documento rubricado por el Ayuntamiento de Guardo.

La obra diseñada pretende dotar de una mayor capacidad de desagüe al emisario. Dos tuberías de PVC en sustitución del emisario existente, desde el inicio del mismo hasta sobrepasar el azud existente en el río Carrión. Las tuberías se instalarán en el camino que discurre paralelo al río Carrión.

La red de saneamiento de Guardo puede considerarse dividida en tres áreas diferenciadas:
1. Margen Este: Se corresponde con el casco histórico de Guardo. Todas las aguas son recogidas al final de la C/ el Soto a través de tres colectores que confluyen en un único punto delante de paso inferior del ferrocarril, donde se inicia el emisario hacia la
EDAR.

2. Margen Oeste. Las Rozas. Se corresponde con varias zonas edificadas en esta área conocida como Las Rozas. Todas las aguas llegan hasta una estación de bombeo situada junto al antiguo puente de piedra. Las aguas residuales son bombeadas a través de una tubería que cruza el río Carrión y que dispone de una sección inferior a los 300 mm.

3. Margen Oeste. Zona Industrial. Todas las aguas recogidas en esta área, cruzan el río Carrión aguas arriba del azud existente, y se incorporan al emisario a la altura del antiguo matadero.

Las aguas residuales y pluviales de las tres zonas son recibidas en un emisario único que las canaliza hasta la estación depuradora de aguas residuales. Se trata de un emisario construido en PVC con una sección de 500 mm de diámetro.

La capacidad de este emisario es insuficiente para poder canalizar todas las aguas, y por ello, cada vez que se produce un fenómeno meteorológico adverso, gran parte de las aguas son aliviadas al río, aguas arriba del azud, a través de varias canalizaciones existentes al
final de la C/ el Soto.

Este hecho provoca un deterioro importante de las condiciones ambientales en las que se encuentra el río en el tramo comprendido entre el aliviadero y el azud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí