18/05/2020 Imagen de archivo de unas enfermeras trabajando con mascarillas. ESPAÑA EUROPA ANDALUCÍA SALUD SATSE

La tasa de ingresos sigue en niveles bajos. Cuatro hospitales de Ávila, Burgos, León y Valladolid superan el 85% de ocupación en UCI, pero con mayoría de pacientes ‘no COVID’

La incidencia acumulada del COVID-19 a 14 días en Castilla y León ha alcanzado este viernes el riesgo alto de acuerdo con el ‘semáforo COVID’, al superar los 300 casos por cada 100.000 habitantes –319, concretamente–, mientras que los indicadores de hospitalización siguen en niveles más reducidos.

Así se puede observar este viernes en el apartado de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León de la web de Datos Abiertos de la Junta.

De acuerdo con los baremos vigentes desde hace una semana, que elevaron las tasas de referencia para el incremento de nivel de riesgo en los indicadores de incidencia acumulada, la comunidad de Castilla y León se sitúa este viernes en 319 casos por 100.000, la tasa más elevada desde el 21 de agosto, con lo que pasa a la actual situación de riesgo 3 (‘alto’).

Palencia, en riesgo medio

Hay ya cinco provincias en nivel de riesgo alto encabezadas por Valladolid, con 412 casos por cada 100.000 habitantes, seguida por Ávila, con 391 casos por cada 100.000 habitantes, aunque la tasa de incidencia acumulada a 14 días en esta provincia se ha estabilizado en las últimas jornadas –el pasado martes era de 392–.

A continuación figuran Burgos, con 324 por 100.000; León, con 318; y Salamanca, con 312.

El resto de provincias siguen en riesgo ‘medio’, como es el caso de Zamora, con 239 casos por 100.000; Palencia, con 230; Soria, con 222; y Segovia, con 183..

En cuanto a la incidencia de casos en los últimos siete días, Valladolid ha sido la primera provincia en alcanzar el riesgo ‘muy alto’, con 271 casos por 100.000, la tasa más alta de los últimos cuatro meses –el 4 de agosto se situaba en 270–.

A continuación figuran, en nivel ‘alto’, Burgos, con 188 por 100.000; Ávila, con 183; Salamanca, con 179; León, con 173; y Soria, con 164. Mientras que se mantienen en nivel ‘medio’ Palencia, con 148; Zamora, con 145; y Segovia, con 110.

HOSPITALIZACIÓN

En cuanto a los indicadores de hospitalización, por lo general se sitúan en niveles bajos o medios con las excepciones de León y Zamora en lo relativo a las tasas de ocupación de las UCI. De hecho, la provincia leonesa, con un 25,7 por ciento de las camas para críticos ocupadas por personas por COVID se ha situado en nivel de riesgo ‘muy alto’ para este indicador.

Sin embargo, los nuevos indicadores que muestran la tasa de hospitalización por cada 100.000 habitantes se mantienen en niveles reducidos.

Así, en la tasa de hospitalización en planta la media es de 8 por 100.000 a 7 días –supone que 8 de cada 100.000 castellanoleoneses han ingresado en una cama de planta con COVID-19 en la última semana–.

Ninguna provincia supera la tasa de 10 por 100.000 en este indicador, por lo que todas ellas se sitúan, de acuerdo con el nuevo ‘semáforo COVID’, en nivel de riesgo bajo, e incluso Segovia y Zamora estaría en ‘nueva normalidad’, con una tasa por debajo de 5.

En cuanto a las UCI, la media es de 0,88 por cada 100.000 habitantes que aunque se ha duplicado a lo largo de esta semana sigue en el nivel de riesgo más bajo (‘nueva normalidad). Cuatro provincias superan la tasa de 1, que supone riesgo bajo: Palencia, con 1,9; León, con 1,5; Segovia, con 1,3; y Zamora, con 1,2.

OCUPACIÓN HOSPITALARIA

En cuanto a la ocupación, se ven ya niveles más elevados, sobre todo en el caso de las UCI, en el que la situación del conjunto de la comunidad se encuentra en riesgo ‘medio’, con un 14 por ciento de las camas disponibles ocupadas por pacientes con COVID-19.

Además de León, hay nivel ‘alto’ en Zamora, con un 15,8 por ciento; y por el contrario en Soria no hay pacientes críticos, y en Salamanca y Segovia la ocupación no llega al 10 por ciento (riesgo ‘bajo’).

Los pacientes con COVID-19 representan todavía un porcentaje reducido, pero aun así en varios hospitales de la comunidad la ocupación de las UCI supera el 85 por ciento de las camas inicialmente habilitadas.

De hecho, el hospital Río Hortega de Valladolid incluso se acerca al 100 por ciento, con un porcentaje de ocupación del 94 por ciento, ya que constan actualmente 31 pacientes –solo nueve de ellos con COVID-19–, cuando las camas habilitadas iniciales en la UCI eran 33, por lo que se han dispuesto cuatro más.

En el complejo universitario de León la ocupación sobre las camas iniciales es del 91 por ciento, con 40 pacientes (12 con COVID-19) pero aquí se han habilitado hasta ocho más.

En el Complejo de Burgos el porcentaje de ocupación es del 88 por ciento, con 37 camas ocupadas (seis de ellas por personas con COVID-19) y en el de Ávila, del 86 por ciento, con 12 pacientes (dos con coronavirus).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí