La Junta tumba también el proyecto eólico 'Pisuerga' en Aguilar y Barruelo
Imagen de la construcción de un parque eólico en el norte de Castilla y León. / ICAL

Emite una declaración de impacto ambiental desfavorable para un parque con nueve aerogeneradores de hasta 230 metros de altura

O. Herrero

Primero fue el Rubagón y, como si se tratara de la sucesión de Ríos, ahora le toca al Pisuerga, sin pasar por el Camesa, del que es tributario el primero y beneficiario el segundo. El ‘No’ de la Junta le ha llegado en la misma semana a dos proyectos eólicos planteados por la misma empresa Desarrollos Renovables del Norte, el del Parque Rubagón y el del Parque Pisuerga. Ambos en la misma zona de la provincia palentina: la montaña.

En sendos casos, la Junta de Castilla y León ha emitido una Declaración de Impacto Ambiental negativa. Hoy, la del proyecto Pisuerga, que se iba a instalar en los municipios de Barruelo de Santullán y Aguilar de Campoo, con vertido de la electricidad generada en la subestación Pisuerga, en Cillamayor. De hecho, Barruelo solo se vería afectado por la línea de evacuación de energía, puesto que los aerogeneradores estarían en el término municipal de Aguilar de Campoo. El acceso a los eólicos se realizaría desde la localidad de Corvio. Su presupuesto de ejecución material era de 45,83 millones de euros.

Impacto muy crítico

La Junta informa “desfavorablemente” el desarrollo del proyecto de «Parque Eólico Pisuerga y su infraestructura de evacuación», por entenderse que su desarrollo podría producir “un impacto muy crítico sobre algunos de los valores patrimoniales, naturales y culturales de la zona”.

El proyecto pretendía levantar nueve aerogeneradores con una potencia instalada de 5,5 MW y con una altura cercana, en su punta más alta, a los 230 metros de altura: los 148 metros de altura a la que se ubicaría el rotor y los casi 80 que tendría cada una de las tres palas.

En las alegaciones presentadas por los diferentes colectivos y entidades se destaca desde que se inutilizaría el aeródromo de Cillamayor hasta que los aerogeneradores entorpecen las vistas de algunas iglesias románicas o que el parque eólico se sitúa muy próximo al parque natural Montaña Palentina (a 7,3 y a 2 km de la línea de evacuación), al paisaje protegido «Las Tuerces» (a 6,4 km), al monumento natural «Laberinto de las Tuerces» (a 7,5 km), al paisaje protegido «Covalagua» (a 11,5 km), y al monumento natural «Cascada de Covalagua» (a 14,4 km). El paisaje constituye uno de los principales valores de estos espacios naturales, cuyas normas de declaración incluyen la conservación del paisaje como objetivo prioritario de su declaración”.

Igualmente, se indica que el parque eólico se sitúa a muy escasa distancia, a 160 m de la Zona Húmeda Catalogada PA-14 «Embalse de Aguilar de Campoo» y dentro de la zona de policía del mismo, en la que habitan grupos faunísticos especialmente sensibles a los parques eólicos como gaviotas y anátidas que hace prever también una elevada afección sobre estos grupos faunísticos. Y además, se ubica dentro del Geoparque Mundial Las Loras.

Efecto sinérgico

Además, indica la Declaración de Impacto Ambiental, “se podría producir un efecto sinérgico con la suma de todas las infraestructuras que forman parte del nudo, junto con otras ya existentes en el territorio, así como vías de comunicación y otras líneas eléctricas, lo que supondría una disminución de la calidad del paisaje”.

Por todo ello, se considera que la ubicación elegida para el proyecto de Parque Eólico «Pisuerga» no es adecuada desde el punto de vista de su afección a los valores de patrimonio cultural y del medio natural antes indicados, y que su ejecución podría suponer una pérdida permanente de la calidad de las condiciones ambientales, causando un impacto crítico sin posible recuperación aun con la adopción de medidas protectoras o correctoras.

 

 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí