Policía Local de Palencia.
Imagen de un coche de la Policía Local de Palencia.
-Publicidad-

El Ayuntamiento de Palencia pretende reducir a casi la mitad las vacantes de oficiales con un proceso para cinco plazas en los que aplica los nuevos baremos físicos por edad y sexo

“Con una fuerte carga técnica y científica”. Así calificó la concejala de Personal y de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Palencia, Carolina Gómez, las bases que se estaban preparando para los procesos de selección de agentes y promociones internas en Policía Local y bomberos.

Y el primero de los procesos, el que estrena esa nueva discriminación positiva, es el que pretende reconocer dejar en la mitad las vacantes de oficiales de la Policía Local. Una discriminación positiva que se basa en un informe y un trabajo encargado exprofeso por el Ayuntamiento de Palencia a la Universidad Isabel I de Castilla, con sede en Burgos.

El encargo se realizó a la Universidad Online Isabel I de Castilla de Burgos por dos razones. Por una, por que mantiene un Observatorio de Igualdad que, como manifiesta en su página web, desarrolla una serie de actividades externas entre las que se encuentra la participación y el intercambio de estudios con otras instituciones, así como la difusión de acciones de sensibilización y visibilizarían de las formas de desigualdad y discriminación. Por otro, porque entre su cartera de grados existe el de Ciencias de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, a través del cual se ha articulado el encargo de este informe que compara el potencial de hombres y mujeres en las diferentes pruebas físicas de las que se componen los procesos, así como su equivalencia dependiendo de los sexos, pero también de las edades.

Baremos.

Con esos baremos, basados técnica y científicamente en las capacidades medias de hombres y mujeres de diferentes edades se realiza una discriminación positiva para crear un equilibrio y una igualdad final.

Porque, por ejemplo, se valora igualmente que una aspirante femenina de más de 50 años logre acabar una carrera de 1 kilómetro por debajo de 5’50’’ que un hombre, de menos de 35 años,  lo haga dos minutos antes. O se le pide lo mismo a una mujer de entre 40y 44 años que a un hombre de más de 50 años.

En este caso, ambos serán declarados aptos.

Tabla que se utilizará en el proceso de promoción interna a Oficial de la Policía Local de Palencia.

Hasta ahora esa discriminación positiva se hacía por tradición y costumbre, pero el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Palencia echó por tierra un proceso de oposición de 8 plazas de bombero por no existir una justificación razonada a esa discriminación. Esa fue la razón que llevó al Ayuntamiento a encargar ese estudio que ahora aplica.

El proceso.

Más allá de lo que serán las pruebas físicas (carrera de 60 metros, carrera de 1 km, salto 25 metros de natación y lanzamiento de balón medicinal) que declararán aptos o no a los participante en el proceso, el acceso al empleo de oficial de Policía Local tiene otras partes.

De inicio, se pretende dar cobertura a cinco de las 12 plazas de oficial que, según la memoria de la Policía Local de Palencia, están libres, de las 21 que existen en el catálogo de Plazas. Cuatro de ellas están cubiertas por agentes que han asumido esas, de superior categoría.

Solo podrán optar a este proceso los agentes que lleven más de dos años ocupando ese puesto de agente en la Policía Local de Palencia, acreditando el Bachillerato. Tendrán que enfrentarse a un proceso de concurso, en los que se valorará desde la antigüedad a las condecoraciones que han recibido, las capacidades idiomáticas o la formación académica y laboral cursada y lograda.

Después llegará la prueba de conocimientos, la física, el reconocimiento médico y el psicotécnico que darán como resultado la adjudicación de las cinco plazas de oficial de la Policía Local de Palencia.

Vacantes en el Cuerpo

La de oficial no es la única escala que tiene deficiencias de personal en la Policía Local. Desde la base hasta la cúspide existen plazas sin cubrir.

En lo más alto del Cuartel, la jefatura, está cubierta dos escalones por debajo de lo que debería. Porque según la Ley de Policías de Castilla y León, la jefatura de un cuartel como el de Palencia tiene que caer en un Intendente que a día de hoy no hay. Tampoco el siguiente escalafón, el de Mayor, está descubierto. De hecho, la jefatura la ostenta un Inspector, en comisión de Servicios.

En el escalafón de inspector, tendría que haber tres personas, pero solo hay una, el inspector jefe, mientras que la única que tiene todas las plazas cubiertas, según la propia memoria de la Policía Local de 2021 es la de subinspector, con 6 de 6. Faltan 12 oficiales y en la cartera de agentes hay 92 de los 112 que están en la Relación de Puestos de Trabajo de la Policía Local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí