Las nueve provincias se sitúan ya por debajo del riesgo ‘alto’ en incidencia a 7 días, al bajar Valladolid de 75 casos por 100.000

La ocupación de las unidades de cuidados críticos por pacientes con COVID-19 en los hospitales de Castilla y León continúa su descenso y se sitúa ya en el 17 por ciento, mientras que en las camas de hospitalización en planta es solo del 2,4 por ciento.

Así se puede observar en los datos de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León de la web de la Junta, que indican también nuevos descensos en la tasa de incidencia acumulada del COVID-19 a 14 días, que se sitúa en 117 casos por cada 100.000 habitantes; al igual que a 7 días, que baja algo menos de 53.

Ocupación en UCI

En cuanto a los indicadores de ocupación hospitalaria, el que muestra el porcentaje de los casos de COVID-19 en las unidades de cuidados críticos ha descendido este martes un punto y medio y se sitúa ya en el 17 por ciento en el conjunto de la comunidad.

Entre las provincias, Zamora continúa sin pacientes críticos por esta enfermedad (0 por ciento), mientras que Salamanca se mantiene en el 6,4 por ciento de ocupación y Segovia baja al 9,7 por ciento, ambas en situación de riesgo ‘bajo’ en este indicador, según el ‘semáforo COVID’.

Burgos, con el 16,5 por ciento; Valladolid, con el 18,7; y León, con el 20,6 por ciento, aparecen con situación de riesgo ‘alto’.

Por encima del 25 por ciento de ocupación y, por lo tanto, en riesgo ‘muy alto’ siguen Ávila, con el 27,8 por ciento; Soria, que baja al 28,6 por ciento; y Palencia, con el 35 por ciento.

Ocupación en planta

En cuanto a la ocupación de camas de hospitalización en planta, el nivel de ocupación es cada vez más reducido y sigue en situación de riesgo ‘bajo’ en el conjunto de la comunidad, con un porcentaje del 2,4 por ciento. Las provincias Ávila, Salamanca, Segovia y Soria, presentan niveles considerados como ‘nueva normalidad’, por debajo del 2 por ciento.

Incidencia acumulada

En cuanto a la incidencia acumulada, el registro más elevado en Castilla y León en la tasa a 14 días corresponde a Valladolid, con 160 casos por 100.000 habitantes, como única provincia en situación de riesgo ‘alto’ en este indicador.

Le siguen ya en riesgo ‘medio’ –entre 50 y 150 casos por 100.000– Palencia, con 142 casos; Burgos, con 136; Ávila, con 114; León, con 110; Segovia, que sitúa su tasa en 105; Zamora, con 98; Soria, con 71; y Salamanca, con 56.

Los niveles más bajos desde antes de la segunda ola

En el registro a 7 días, Valladolid se sitúa también con la mayor tasa de incidencia entre las provincias, con 70 casos por 100.000, pero ha salido ya del nivel de riesgo ‘alto’.

Con ello, se da la circunstancia de que las nueve provincias se encuentran por debajo de ese nivel en el indicador de Incidencia Acumulada a 7 días, algo que nunca había ocurrido desde que están registrados los datos diariamente –primeros de noviembre de 2020–.

Por debajo de Valladolid y también en riesgo ‘medio’ figuran Ávila, con una tasa de 67; Palencia, con 61; Burgos, con 59; Segovia, con 56; Zamora y León, con 48; y Soria, con 34. Por su parte, Salamanca presenta riesgo ‘bajo’ –menos de 25 casos por 100.000–, con una tasa de 20.

Por otro lado, la provincia de Soria mantiene la incidencia cero entre los mayores de 65 años en los últimos 14 días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí