Las vacunas llegan a los menores de 12 con una incidencia cuatro veces mayor a la del inicio del curso

19/12/2014 Vacuna, gripe, vacunación SALUD ESPAÑA EUROPA EL ALVI/FLICKR

Varias provincias de la comunidad de Castilla y León comenzarán este miércoles, 15 de diciembre, a vacunar contra el SARS-CoV-2 a los niños de entre 5 y 11 años cuando la tasa de incidencia acumulada a 14 días en su grupo de edad (de 0 a 11 años) se sitúa en 888 casos por cada 100.000, cinco veces más que cuando arrancaba el curso escolar el pasado 10 de septiembre (159).

Así se puede observar en los datos de incidencia acumulada por tramos de edad que ofrece el Ministerio de Sanidad en sus informes sobre la situación del coronavirus en España.

Los niños de 0 a 11 años son el grupo de edad con mayor incidencia acumulada a 14 días en Castilla y León desde hace algo más de un mes, y su tasa ha aumentado notablemente desde primeros de noviembre hasta el punto de multiplicarse por 10 –de 86 por 100.000 el 10 de noviembre a 888 este martes–.

De hecho la incidencia de los pequeños había llegado a caer a 37 casos por 100.000 el pasado 13 de octubre, cuando ya llevaban un mes en las aulas después de la ‘vuelta al cole’ en el que había bajado notablemente la incidencia, ya que el 10 de septiembre se situaba en 159 por 100.000.

Actualmente, a falta de unos días para que la vacunación de los niños de 5 a 11 años se generalice en la comunidad, la tasa de incidencia entre los menores de 12 de Castilla y León se sitúa 240 puntos por encima de la media estatal (648 por 100.000) y es la cuarta más alta entre las autonomías españolas, por detrás de Navarra, Euskadi y Aragón, comunidades que también encabezan los registros de incidencia en el total de la población.

Por el contrario, los jóvenes de entre 12 y 19 años de la comunidad, que ya pudieron vacunarse a finales del pasado verano, presentan una tasa de incidencia más contenida, situada actualmente en 376 casos por 100.000, si bien ha aumentado notablemente en las últimas jornadas, pues el pasado viernes se situaba en apenas 201 (en ese momento representaba menos de la tercera parte que la incidencia entre los más pequeños).

Entre el resto de grupos de edad de Castilla y León, la segunda tasa más elevada es la de 40 a 49 años, con 740 casos por 100.000; seguida por los de 30 a 39, con 644; de 60 a 69, con 626; los de 20 a 29, con 566; y los de 50 a 59, con 556.

Las tasas más bajas, por debajo de los jóvenes de 12 a 19, son las de los grupos de edad más mayores entre los que ya se ha completado el proceso de inoculación de la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Así, las personas de entre 70 y 79 años tienen una incidencia de 269 por 100.000 y los mayores de 80, de 233, con ritmos de incremento más reducidos que en el resto de franjas de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí