La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades contabiliza a fecha de hoy 167 casos activos de la enfermedad COVID-19 de personas residentes en centros de mayores de Castilla y León, de acuerdo con los datos notificados por las residencias a la Gerencia de Servicios Sociales.

Los casos de infección por SARS-CoV-2 entre residentes se han reducido el 41 por ciento en la última semana, puesto que a fecha del pasado viernes, 30 de julio, eran 284 los contabilizados. Además, las cifras ponen de manifiesto que el impacto de los brotes por infección por coronavirus se limitan al 0,39 por ciento de la población residente en centros del territorio autonómico, tanto de titularidad pública como privada, informa la junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Los 167 positivos computados a fecha de hoy se localizan en 33 centros residenciales de la Comunidad. La Junta señala que, en las residencias de personas mayores y centros socio sanitarios, la declaración de un brote puede producirse por la existencia de un único caso conforme al criterio determinado por las autoridades sanitarias.

No obstante, la Gerencia de Servicios Sociales mantiene contacto y vigilancia especialmente estrechos sobre las residencias afectadas por estos brotes, añade.

La Comunidad se encuentra en nivel 1 de alerta sanitaria por la pandemia, con las medidas, obligaciones y limitaciones que, para ese estadio, se recogen en el Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo, por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí