Un vecino de Palencia ha sido propuesto para sanción por cambiar un radiador de su casa. Los vecinos se quejaron

No cabe duda de que lo mejor es hacer las obras con todas las licencias y los permisos necesarios, pero hay que reconocer que en muchas ocasiones no se le da la importancia que tienen a las obras o chapuzas que se hacen en casa. Ñapas que, aunque no se crea, necesitan de autorización y paso por caja para a correspondiente licencia. O al menos, hacerlas en silencio.

Así lo ha aprendido un vecino de la capital que ha sido propuesto para sanción por la Policía Local al no poder acreditar por ningún medio que tenía la correspondiente licencia para realizar las obras que estaba llevando a cabo en su vivienda de la calle Sinesio Delgado de la ciudad (barrio de Santiago).

Los policías acudieron a su vivienda y le encontraron realizando estas labores. Los agentes habían sido reclamados por los vecinos. No por las obras en sí, sino por el ruido y las molestias que estaban sufriendo. Eran las 22,28 horas cuando se produjo el aviso.

Cuando se persona la patrulla en el domicilio, los agentes se entrevistan con su morador, que reconoció que se encontraba instalando un radiador “para lo cual no aporta ningún tipo de permiso”, explican desde el Ayuntamiento de Palencia. Los agentes le informaron de que se procederá a formular denuncia. No por los ruidos y las molestias a los vecinos sino por realizar una obra sin autorización.

Más ruidos

También se procedió a la propuesta para sanción a un vecino de la avenida de Santander, en este caso sí a consecuencia de los ruidos. Y es que sus vecinos se quejaron de los ladridos que estaba realizando su perro a las 6 de la mañana. Al comprobar los agentes que los ruidos y las molestias eran evidentes, identificaron al propietario proponiéndolo para sanción.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí