El proyecto de creación de la ruta de 33 kilómetros que unirá Cervera de Pisuerga con Potes a través del Valle de Pineda, en la Montaña Palentina, contempla un albergue, un punto de observación de fauna, área de parking y un Refugio de Alta Montaña

Los amantes del senderismo en la Montaña Palentina están de enhorabuena: una nueva ruta a través del Valle de Pineda unirá la localidad cántabra de Potes con Cervera de Pisuerga a través de un itinerario de 33 kilómetros que discurre por el conocido como Camino Lebaniego. Un proyecto que adelantó Palencia en la Red el pasado septiembre y que prevé una inversión estimada de 2 millones de euros.

El alcalde de Cervera de Pisuerga, Jorge Ibáñez, desgranaba nuevos detalles de esta ambiciosa iniciativa turística este miércoles en la sección Tu municipio al día del programa La Coctelera de Radio Guardo, en el que colaboran los periodistas de Palencia en la Red. «La conexión a través del Valle de Pineda con Cantabria va a abrir otra zona de la Montaña Palentina al gran público», destacó.

Este nuevo itinerario da respuesta a la demanda de los aficionados al senderismo de montaña de contar con una senda larga en esta zona. «Nos va a abrir la Cara Norte del Pico Curavacas y los lagos glaciares de esa zona quedarán más accesibles para el gran público», detalla el alcalde a Palencia en la Red y Radio Guardo.

La regulación de las sendas es una prioridad para el Ayuntamiento de Cervera de Pisuerga, a fin de evitar episodios de aglomeración en fechas puntuales que pongan en riesgo los entornos naturales, y el nuevo itinerario no estará exento de esa vigilancia. Para ello, se habiltará una zona de parking y se incidirá en la señalización de todo el recorrido.

Pero además, contará con dotaciones específicas para los senderistas, como el albergue que ya se ha comenzado a edificar en la localidad de Resoba, un proyecto por el que la Junta Vecinal lleva años trabajando y que verá la luz próximamente en el edificio conocido como Casa del Toro.

«Resoba es la localidad de entrada al Valle de Pineda y además es uno de los mejores espacios, si no el mejor, para la observación de fauna, como el lobo o el oso», destaca Jorge Ibáñez, quien avanza, además, que «el proyecto de senda para el Valle de Pineda contempla ya la creación de un observatorio de fauna en este punto».

Ya en el interior del itinerario, está prevista también la creación de un refugio de alta montaña, al estilo de los que ya existen en Picos de Europa.

CAMPING DE RUESGA Y MINAS DE HIERRO

Además de propuestas en aras de la regulación de aforos en las distintas rutas, el Ayuntamiento cerverano se ha propuesto sacar adelante «uno de los grandes proyectos que no queremos que queden dormidos en el cajón: la recuperación del camping de Ruesga«.

Una dotación turística que en sus mejores momentos «era capaz de atraer 10.000 pernoctaciones en verano» y que está ubicado junto al embalse, «un lugar de una belleza impresionante, con una buena temperatura y muchísimas horas de sol». Su emplazamiento «nos permite avanzar en turismo activo con actividades ligadas al agua, como el piragüismo». Un proyecto que para el consistorio es «importantísimo como idea de futuro en la línea de turismo activo«, y que se ha propuesto en el marco de los Convenios de Transición Justa.

Y precisamente en estos mismos Convenios de Transición Justa se enmarca la siguiente iniciativa: la creación de una Vía Ferrata en el área de Peñas Negras. «Es una zona que ya forma parte de la Senda del Oso, pero a la que este proyecto daría otro realce y permitiría una orientación al turismo familiar, que es tan importante».

Jorge Ibáñez adelantó también una intervención en San Martín de los Herreros, con «una pequeña senda» que acercará al gran público a las antiguas minas de hierro, «un patrimonio industrial que permanece ahí dormido en un fondo de valle que es de los más impresionantes de la Montaña Palentina».

UNA OPORTUNIDAD PARA LA MONTAÑA PALENTINA:

Para Jorge Ibáñez, una de las pocas lecciones positivas que nos deja la pandemia es la oportunidad que supone para el turismo en la Montaña Palentina. «Nos está sirviendo para proyectarnos y mostrar las opciones que tenemos en turismo de naturaleza. La Montaña Palentina había caído hasta hace pocos años en cierto olvido», una situación que ha comenzado a revertirse y que tomará velocidad con el crecimiento de la demanda y la ejecución de estos proyectos.

«Somos privilegiados por la zona tan atractiva en que vivimos«, que se caracteriza por «una naturaleza impresionante y un grado de conservación altísimo que tenemos que saber proyectar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí