Carriedo

Subraya el crecimiento del empleo “en todos los sexos, grupos de edad, sectores y provincias” por encima de la media española

El consejero de Empleo e Industria y de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha destacado que 2021 concluye con 11.000 parados menos y 8.000 afiliados a la Seguridad Social más en la Comunidad en diciembre de 2019, antes de que comenzara la pandemia de COVID-19.

El también portavoz del Ejecutivo autonómico ha realizado un balance de la evolución del mercado laboral en 2021 tras conocerse los datos de paro registrado relativos al mes diciembre, al hilo de lo cual ha subrayado el crecimiento en el empleo “a pesar del panorama incierto” que se cierne sobre la economía por aspectos como la sexta ola de la pandemia, la rotura de stock en la industria a nivel internacional, el incremento de la inflación –que teme que no sea “algo coyuntural como apuntan algunos”– o la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores derivada de ésta y que ha repercutido en el consumo. Un balance que choca con el realizado por el PSOE.

A pesar de ello, ha insistido en que Castilla y León cierra el año “con casi 40.000 parados menos” que a finales de 2020, año en el que el paro se incrementó en casi 29.000 personas por culpa de la pandemia, de modo que el saldo sigue siendo de 11.000 parados menos, con 25.000 afiliados más a la Seguridad Social que arrojan un saldo positivo de cerca de 8.000.

Asimismo, Fernández Carriedo ha señalado que el crecimiento del empleo es mayor en Castilla y León que en el conjunto de España, con una tasa del 24 por ciento frente al 20 nacional, al tiempo que ha precisado que estos datos también son mejores que la media española “en ambos sexos, en todos los grupos de edad, en todos los sectores productivos y en todas las provincias”.

En este sentido, ha añadido que la tendencia es especialmente positiva entre las mujeres y en los jóvenes y ha enfatizado la importancia de conseguir reducir el desempleo a mayor ritmo que el conjunto de España con una tasa de paro menor que ésta, ya que “cuánto más pequeña, más cuesta bajarla”, según ha explicado.

Ocho meses de bajada.

Tras recordar que ya son ocho los meses consecutivos de descenso del paro, ha apuntado a que los datos de diciembre son “los mejores desde 2007”, mientras que 2021 ha sido “el mejor año de la serie histórica”, si bien lo ha contextualizado en un momento de pandemia y tras un año 2020 “especialmente negativo”.

También ha señalado que, a pesar de los datos positivos con que concluye el año, todavía hay en Castilla y León 129.000 personas que no pueden trabajar, por lo que ha mostrado su “inconformismo” con estos datos y se ha emplazado a trabajar para mejorar estos datos en el futuro.

A pesar de la importancia que la temporalidad tiene todavía en el empleo, el consejero y portavoz ha subrayado el crecimiento en un 65 por ciento de la contratación indefinida a lo largo del año.

En Palencia.

En el caso de Palencia se ha llegado a que el 1 de enero había apuntados en las oficinas del Ecyl como demandantes de empleo de la provincia 36 personas más que el 1 de diciembre. Todo teniendo en cuenta que el mes de diciembre es tradicionalmente uno de los más contratadores, pero con acuerdos temporales. Esta subida supone una subida del 0,43%.

Si se amplia el foco temporal nos encontramos en Palencia con un importante descenso del desempleo, cercano a los 2.300 demandantes menos a lo largo de todo el año pasado. Un contexto de recuperación, lenta, y con altibajos debido a las diferentes oleadas y a que hay sectores que se han visto afectados por crisis de materiales.

Con todo, este descenso del 21,43 por ciento y 2.295 personas, hasta los 8.413 desempleados en la provincia es el más reducido porcentualmente de toda la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí