Por la cara

CaixaBank ha puesto en marcha en su oficina ‘Store El Cordón’ los primeros cajeros automáticos con tecnología de reconocimiento facial de Burgos, lo que permite realizar reintegros simplemente reconociendo al usuario a través de la imagen captada por la cámara del terminal y sin tener que introducir manualmente su PIN.

La entidad financiera presentó los primeros cajeros con reconocimiento facial para la realización de reintegros sin PIN en 2019 y desde entonces, se encuentra en proceso de despliegue progresivo por toda España, con el objetivo de extender esta tecnología avanzada a todas las oficinas de nuevo modelo (oficinas Store).

Para la directora territorial de CaixaBank en Castilla y León, Belén Martín,»esta nueva funcionalidad «constituye una apuesta por mejorar la experiencia de usuario a través de la tecnología biométrica y un gran avance en términos de seguridad y comprobación de identidad para los clientes pionera en el sistema bancario de todo el mundo».

El reconocimiento facial agiliza el proceso de identificación del cliente y le facilita realizar reintegros sin memorizar múltiples contraseñas. Además, en el contexto de la Covid-19, el sistema ofrece la ventaja añadida de poder extraer efectivo de los cajeros reduciendo al
mínimo el contacto con la superficie del terminal, dado que el cliente no necesita usar el teclado. La única vez que tiene que tocar el dispositivo es al seleccionar la cantidad de efectivo a retirar, y esto puede hacerlo con un único toque sobre la pantalla del cajero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí