Los votos de Partido Popular y Ciudadanos tumban la porpuesta del PSOE en las Cortes para que la iglesia de San Miguel, en San Mamés de Zalima (Salinas de Pisuerga) fuera declarada Bien de Interés Cultural

 La iniciativa del PSOE instaba a la Junta de Castilla y León a declara el templo como Bien de Interés Cultural e iniciar el proceso de consolidación y restauración para su preservación futura

 Foto: Hispania Nostra

Los votos de Partido Popular y Ciudadanos han servido para tumbar la propuesta socialista de declarar Bien de Interés Cultural a la Iglesia de San Miguel en San Mamés de Zalima, localidad perteneciente al municipio de Salinas de Pisuerga en la Montaña Palentina, impidiendo así que se inicie el proceso de consolidación y restauración para su preservación futura.

La iniciativa partía del procurador del PSOE por Palencia, Jesús Guerrero, quien solicitaba en la Comisión de Cultura de las Cortes celebrada esta mañana su consideración como BIC para posibilitar su rehabilitación tras haber sido incluida en la Lista Roja del Patrimonio de “Hispania Nostra” por el grave peligro de deterioro que sufre.

Guerrero recordaba en su intervención que «el Románico Palentino cuenta con testimonios arquitectónicos de primer nivel, en general con buena conservación, pero también con ejemplares de menos relevancia, en gran parte olvidados y muy deteriorados».

«Todo ello provoca que estas ermitas e iglesias queden marginadas casi siempre de las inversiones, planes, o programas de restauración de las administraciones, como la Consejería de Cultura y Turismo». Sin duda, añadió, «la declaración del Románico Palentino o Románico Norte en su conjunto con el de Burgos como Patrimonio de la UNESCO, sería un acicate para llevar a cabo un plan de restauración para todos estos templos».

Uno de esos casos es la pequeña iglesia de San Miguel, situada en San Mames de Zalima, localidad dependiente de Salinas de Pisuerga, situada a unos 15 km de Aguilar de Campoo en dirección a Cervera, por una carretera secundaria, y en la cola del pantano de Aguilar. Pues bien, desde el año 2008 figura en la Lista Roja del Patrimonio de la Asociación “Hispania Nostra”, debido a que se encuentra en grave peligro de deterioro e incluso de desaparición irreversible.

El edificio es un templo románico ubicado en el extremo de la localidad, sin urbanización alguna en sus alrededores, lo que acentúa el aspecto de abandono. Tiene serios deterioros en la techumbre que, con el tiempo y si no se remedia, conducirán a su hundimiento.

En conclusión, puntualizó el procurador palentino, «la propuesta abogaba por que este tipo de edificios más modestos, menos llamativos del Románico palentino, también fueran protegidos como BIC y formaran parte de los programas de restauración de la administración autonómica».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí