San-Hipólito-de-Támara-deslumbra-con-su-nueva-iluminación
Inauguración de la nueva iluminación de San Hipólito de Támara.

La iglesia catedral estrena sistema ornamental que ha sufragado al 60% la Diputación y al 40% la Fundación Iberdrola. El Ayuntamiento costeará el mantenimiento y los gastos de los 1580W

O. Herrero

Con una potencia inferior a la de su secador de pelo, una de las joyas patrimoniales de la provincia de Palencia lucirá y deslumbrará en kilómetros a la redonda. San Hipólito el Real, de Támara de Campos, ha estrenado esta tarde la nueva iluminación que hará que esta iglesia, de tamaño catedralicio, llame la atención desde la lejanía y se embellezca a los ojos de los que se acerquen a ella cuando la luz del sol se esconda. En lo que va de año, hasta el Puente de los Santos, más de 8.500 personas se han acercado hasta el interior de este templo. Muchos más los que lo han admirado por fuera. Y ahora lo podrán hacer también durante la noche.

18 proyectores y una potencia total instalada de 1580 W son los que se han usado para iluminar la cara más visible de esta obra del gótico declarada Monumento Histórico Artístico desde hace más de 90 años. “Se ha instalado una iluminación con la que se hace destacar la torre muy bien y sobre todo uno de los laterales, el que se puede ver desde la Autovía”, explica a Palencia en la Red la alcaldesa de la localidad, María Concepción Gallardo, minutos antes del encendido oficial de los focos.

San-Hipólito-de-Támara-deslumbra-con-su-nueva-iluminación
La torre es uno de los elementos que se ha visto ensalzada por la nueva iluminación.

“Hay una parte que aún ha quedado por iluminar”, concede la regidora, exultante, en todo caso, de las aportaciones de la Diputación, que ha sufragado el 60% del nuevo sistema de iluminación, y a la Fundación Iberdrola, que ha puesto el 40% restante de los 24.000 euros que ha costado la intervención. “Antes, el templo tenía iluminación, pero era apenas llamativa y no se veía de lejos”, asegura Gallardo, pensando que ahora, con la nueva, San Hipólito se convertirá en un faro para el turismo que recorre la zona. “Tenemos que potenciar lo que tenemos, para lograr atraer a los turistas”, apuesta Gallardo que señala que ha quedado “preciosa” e insistió que debe servir para “mantener en pie esta iglesia, porque es el alma del pueblo y sin la que Támara no sería nada”.

En cuanto al coste que tendrá que asumir su Ayuntamiento, con el mantenimiento de la instalación y el consumo energético del mismo, la primer edil del pequeño municipio a los pies de San Hipólito, reconoce que “gracias a que se trata de una instalación de focos LED, de bajo consumo, podemos asumirla. Si no… Somos un Ayuntamiento de pocos recursos”, explica poco antes de la inauguración de los 18 nuevos focos.

Inauguración

A esa puesta de largo acudió la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García. Ellos inauguraron esta tarde junto al obispo de la Diócesis, Manuel Herrero, la nueva iluminación exterior de la iglesia de San Hipólito el Real. A su lado, otros representantes tanto de la Diputación como de Iberdrola y de la Diócesis palentina.

San-Hipólito-de-Támara-deslumbra-con-su-nueva-iluminación
Representantes de las diferentes administraciones e instituciones implicadas en el proyecto.

Armisén destacó que con esta nueva iluminación “se va a conseguir que San Hipólito se vea mucho más. Desde la Autovía y las vías que circundan Támara” y es el certificado de que “con la colaboración público privada podemos llegar a los lugares más recónditos, como puede ser Támara, pero también de que una iglesia catedralicia como la de San Hipólito se merecía una iluminación artística”.

El obispo de la Diócesis, Manuel Herrero tuvo palabras de recuerdo para José Luis Salvador, “antiguo párroco de San Hipólito que falleció hace unos meses y para quien esta iglesia era la niña de sus ojos y que se enorgullecía de ella” y invitó a que la nueva luz exterior del templo “sirva también para iluminarnos por dentro”.

Por su parte el presidente de la Fundación Iberdrola, Fernando García, felicitó al resto de administraciones participantes en un proyecto tan importante como este de San Hipólito. También recordó los proyectos que desarrolla su Fundación para el mantenimiento del patrimonio y entre los que se encuentra el de iluminación de monumentos. “Pero no solo una iluminación que nos permita ver el monumento, sino conseguir una iluminación artística que nos diga algo. Que nos permita contemplar. Que nos diga algo de los que han trabajado por sacarlas adelante”.

Sostenibilidad y entorno ambiental

La Fundación Iberdrola ha sido la encargada de la ejecución del proyecto de iluminación ha querido realzar y poner en valor el templo palentino con este innovador proyecto. Tal y como señala en una nota de prensa, se ha llevado a cabo “una iluminación uniforme, de tipo medio, para evitar el exceso, respetando el entorno ambiental y reduciendo la contaminación lumínica”.

La nueva iluminación aplica la tecnología LED más avanzada “que acentúa la belleza de los elementos arquitectónicos que conforman el conjunto a través de un diseño respetuoso con los valores patrimoniales y espirituales de la iglesia”.

Se contribuye así también a la sostenibilidad y evitará las emisiones de CO2 a la atmósfera dado que la anterior iluminación, además de ser de menor relevancia para el edificio, tenía un mayor consumo.

“La sustitución y renovación de la iluminación de la Iglesia de Támara de Campos es una muestra más del compromiso de Iberdrola con Castilla y León y de su propósito permanente de promover el valor social de la cultura, procedencia y conservación del patrimonio histórico-artístico de la región”, señaló la eléctrica en un comunicado.

Apertura de monumentos.

Pero tener muy bonito un edificio patrimonial por fuera pero no permitir a los turistas y vecinos poder disfrutarlo por dentro sirve de poco. Por eso, desde hace años la Diputación de Palencia y la Diócesis palentina vienen colaborando para propiciar la apertura de muchos de los templos de la provincia. Y como pone el acento la Diputación, la majestuosa iglesia de Támara de Campos es uno de esos ejemplos que forma parte del convenio que pretende facilitar el acceso de turistas a estos templos.

El templo ahora iluminado es un edificio de grandes proporciones, construido en el siglo XIV, en estilo gótico, con añadidos renacentistas y barrocos. Destaca su impresionante torre, de estilo herreriano construida en el siglo XVII tras el hundimiento de la torre gótica en el año 1568 y que ahora, con la nueva iluminación no solo destacará durante el día de cerca, sino también de noche y desde lejos.

Además de la piel que envuelve el templo, San Hipólito el Real de Támara esconde en su interior un órgano ibérico de 45 notas que hacen sonar 26 medios registros. Este órgano forma parte de la Escuela Provincial de Órgano de Palencia (EPOP), institución con la que colabora la Diputación de Palencia con el objetivo de fomentar una cultura organística que favorezca la conservación de este valioso patrimonio instrumental en la sociedad.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí