El sindicato señala que la administración sanitaria no renovó 30 contratos para hacer frente al Covid y ahora afirma que no hay enfermeras

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Palencia denuncia lo que entiende una falta de previsión de SACYL para dar cobertura a las necesidades de enfermeras que padece el sistema sanitario en Palencia, que cuenta con un porcentaje alto de enfermeras y enfermeros de baja, “mientras los responsables sanitarios dicen no encontrar profesionales para cubrir todas las necesidades asistenciales, pero no renovaron 30 contratos de enfermeras realizados por el Covid-19”.

Según los datos facilitados por SACYL y remitidos por Satse, en Atención Primaria en Palencia hay 21 trabajadores de baja por Covid-19, de los que 18 son enfermeras y en especializada hay 28 enfermeras de baja por Covid-19.

Afirma la central sindical que de los 45 contratos de Primaria que se realizaron en Palencia para afrontar las necesidades asistenciales debido a la pandemia se mantienen 43 (dos no renovaron porque los profesionales optaron por mejores ofertas) y en especializada, “de 45 contratos Covid que se hicieron en la primera ola, se mantienen 15 y se perdieron 30 porque no se renovaron”.

Error.

De igual modo, el sindicato afirma que exigió a la Gerencia de Asistencia Sanitaria que mantuviera esos contratos, la “Gerencia argumentó que iban a hacerlo a pesar de que no los necesitaban. Los usaron para ahorrar contratos de sustitutos de bajas y vacaciones y cuando se dieron cuenta del error, ya era tarde, por lo que ahora se justifican con el no hay profesionales”.

Por ello, Satse Palencia critica que los responsables sanitarios “ya sabían que en un momento determinado no habría profesionales de Enfermería y no hicieron nada para mantener los que tenían, por lo que ahora ni tienen ni hay ni encuentran y les viene bien como argumento”.

A juicio de SATSE Palencia, existe presión asistencial por la falta de enfermeras, profesionales que desde las primeras olas han demostrado ser imprescindibles para dar respuesta a las necesidades de la población. “Somos muy necesarios, pero claramente insuficientes”, añade el Sindicato de Enfermería, que comenta que “el reconocimiento llega en forma de maltrato, dificultad para conciliar vida familiar y laboral, ratios de pacientes por enfermera muy por encima de lo seguro, jornadas maratonianas, tener que asumir el trabajo de compañeros porque no hay sustituciones de bajas, disponibilidad para incidencias que surgen a diario, etc.”. Es “más de lo mismo desde hace ya dos años y empieza a notarse en este incremento progresivo de las bajas laborales”, asegura SATSE.

Del mismo modo, Satse Palencia también denuncia la situación de las enfermeras de los centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales y las residencias privadas, “sin derechos, sin descansos, con brotes, bajas, cubriéndose unos a otros. Nuestros mayores en centros con cada vez, menos personal”, una situación que, a juicio del sindicato, se hace “insostenible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí