Enlace entre el nuevo camino peatonal y ciclista con la carretera del Camino de San Román.

El Ayuntamiento de la capital busca contratar la construcción de un nuevo paseo desde el Campo de Futbol de San Antonio hasta el Camino de San Román, pasarela peatonal mediante, por 930.000 euros

Óscar Herrero

No se volverán a oír los bufidos de las calderas de las máquinas a vapor con las que se movían los trenes del Secundario de Castilla-Tren Burra, pero por encima de los pilares del puente con el que en su lento discurrir salvaba las aguas del casi siempre manso Carrión sí se volverán a oír sonidos: de timbres, de charlas, de exhalaciones al correr.

Porque una pasarela peatonal que una la zona de la Antigua Balastera con el Camino de San Román es el hito del proyecto que pretende contratar el Ayuntamiento de Palencia y que dará una nueva cara al río Carrión en la zona norte de Palencia. Mejor dicho, le dará una cara, puesto que se dispondrá de un paseo de, en total, un kilómetro por terrenos ahora expropiados por el Ayuntamiento a sus propietarios y que eran inéditos para los palentinos.

Punto al que llega actualmente el carril bici y el paseo, junto al campo de fútbol de San Antonio.

Un paseo apto tanto para peatones como para bicicletas que nace en la miniglorieta de ‘media vuelta’ en la que actualmente termina tanto el carril bici como el paseo peatonal junto al campo de fútbol de hierba artificial de San Antonio (Eras de Santa Marina). Nace allí y termina al otro lado del río y del Camino de San Román.

Ámbito de actuación de esta obra.

Un paseo de tierra y zahorra prensada pero delimitado con bordillos, en el que deberán convivir peatones y ciclistas. Espacio habrá para todos, puesto que la anchura de la senda será de 4,20 metros, que es mas o menos la sección que tiene el camino conjunto hormigonado que llega hasta donde comienza el nuevo proyecto.

Un kilómetro de paseo junto a la ribera del Carrión, que será despejada de forma selectiva de elementos forestales y en la que se abrirán accesos hasta el propio río, que estará jalonada por hasta cuatro zonas de descanso para los peatones y los ciclistas. Zonas de descanso con bancos, papeleras y aparcabicis. Pero sobre todo dotadas de sombra. Quizá no en un principio, pero sí en un tiempo, cuando se desarrollen los árboles que se van a plantar. Muchos de ellos ya con un tronco de 20 centímetros.

Una de las zonas de descanso.

Y llamativo que en la plantación de hasta 178 ejemplares arbóreos, los paseantes tendrán un ‘supermercado’ frutal, puesto que, según se señala en la memoria del proyecto, se plantarán ademas de 17 robles, 29 arces, 14 alisos..y otras especies para dar sombra, también 19 nogales, 6 avellanos, 5 almendros, 4 perales, 4 manzanos, 5 membrilleros, 4 ciruelos y otros tantos guindos.

Además, la ‘decoración’ de este nuevo paseo de un kilómetro de longitud, tendrá la agradable compañía de hasta 471 arbustos de nueva plantación: desde Boneteros a endrinos o majuelos. Igualmente se acompañará la senda de zonas de pradera de césped (sin riego) con más de 2.000 metros cuadrados que serán creados por hidrosiembra.

Recorrido del nuevo paseo.

Para realizar todo el paseo, que corre paralelo al río y a la calle Juan Antonio Bardén, será necesario realizar en algunas zonas taludes y muros de contención, especialmente en la zona de la Antigua Balastera. El lateral que da al río, estará flanqueado por una valla.

El puente.

Sin duda es el elemento que le da sentido a toda la actuación, permitiendo unir la ciudad con el Segundo Sotillo, pero también con la continuación del camino natural que enlazará la ciudad con la Vía Verde más allá del Canal de Castilla y que el Ayuntamiento ya tiene contratada.

Se trata de un puente, que salvará el cauce del Carrión, pero también la carretera provincial del Camino de San Román. De hecho, las pilastras deberán ser recrecidas en los puntos de apoyo del nuevo puente peatonal para poder mantener un galibo mínimo de algo más de cuatro metros de altura sobre esta carretera (que más adelante está limitada a menos altura por un puente ferroviario).

Varios jóvenes utilizan las pilastras del Tren Burra sobre el Carrión durante el verano para lanzarse al río.

Será solo peatonal y ciclable, como el resto de la senda. El suelo, de madera antideslizante, y con un pórtico de entrada elaborada en acero corten que “además de ornamentar el
puente, pueda servir para albergar paneles informativos de los recorridos propuestos a los
paseantes”.

Puente sobre el Carrión.

Concretamente “se proyecta una pasarela para peatones y para ciclistas, mediante la
restauración del anterior puente desmantelado, consolidando y rehabilitando las pilas y
estribos existentes, ejecutando un nuevo tablero de acero corten que se apoyará en
articulaciones fijas y deslizantes para no transmitir a las citadas pilas y estribos esfuerzos
horizontales significativos debidos a sobrecargas de uso o acciones térmicas”.

El estado de los vestigios del puente se considera bueno y válido para soportar el peso de la nueva estructura, teniendo en cuenta que en los años de su uso debía soportar un mayor esfuerzo. En todo caso, “se ha previsto en el presente proyecto una partida presupuestaria para realizar un estudio geotécnico complementario que incluya la auscultación de las pilas y estribos existentes a nivel superficial y subacuático, de cara a determinar sus capacidades portantes y si están afectados sus cimientos por posibles descalces o socavaciones en el cauce producidas por avenidas”.

Enlaces.

Una vez cruzada la nueva pasarela, los palentinos tendrán dos opciones. Una, seguir por el camino natural que les llevará hasta el Canal de Castilla (donde ya se ha contratado la construcción de otro puente siguiendo también el trazado del antiguo ferrocarril) y enlazar con la Vía Verde del Tren Burra hasta Castromocho, o ‘bajarse del tren’ y aterrizar en el Camino de San Román.

Para ello, el proyecto contempla la creación de una nueva rampa que salve los casi cuatro metros de desnivel entre el Camino de San Román y el nuevo camino peatonal y ciclista.

Enlace entre el nuevo camino peatonal y ciclista con la carretera del Camino de San Román.

Por ello, desde la carretera provincial a la nueva senda se tenderán unos 100 metros más de camino a fin de que los palentinos puedan usar esta nueva estructura para acercarse a las áreas recreativas del segundo y tercer Sotillo en la margen derecha del Carrión.

Para realizar todo esto, el Ayuntamiento ha sacado un concurso con un precio máximo de casi 930.000 euros. La empresa que sea adjudicataria tendrá que hacerlo en nueve meses. Cabe recordar que esta actuación estará cofinanciada por los Fondos Edusi, así como por la Diputación de Palencia dentro del Programa de Cooperación Económica para la Conservación, Ampliación y Gestión de los Patrimonios Municipales de Suelo de la Provincia.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí