Imágenes de los trabajos realizados en La Casona. AYUNTAMIENTO DE GUARDO
-Publicidad-

El Ayuntamiento de Guardo muestra con orgullo los primeros resultados de la rehabilitación de este emblemático edificio

Apenas han pasado unas semanas desde que La Casona cambio su piel de piedra por la de los andamios y como una crisálida ya se pueden ver las primeras transformaciones. No quizá a primera vista y de lejos, pero por ello, el ayuntamiento de Guardo, a través de sus redes sociales ha compartido algunas imágenes sobre el resultado que están teniendo lo trabajos de rehabilitación de este edificio tan representativo de la villa. En concreto de su portada.

En esas imágenes se puede apreciar como se han limpiado algunos elementos decorativos como hilandera central que corona el paramento frontal. Ahora luce libre de musgos, líquenes y suciedad que se había ido pegando a la piedra. Prácticamente blanca, salvo en las oquedades que ha dejado el paso del tiempo. Es más, ahora como se puede ver en las imágenes es mucho más visible la imagen de la mujer.

Imágenes de los trabajos realizados en La Casona. AYUNTAMIENTO DE GUARDO

Mismo efecto se ha conseguido en otra de las caras humanas, la de un querubín que sujeta el escudo de armas del Arzobispo Bullón, a quien perteneció ese palacio. Se las ha limpiado, aplicando fungicidas y alguicidas y en su caso abrasión por láser. Todo para que estén limpias,, reparar los daños causados fundamentalmente por la acción del agua, pero respetando las huellas del paso del tiempo.

También se han logrado recrecidos en las partes de las piedras que se han perdido o desprendido, como enseña el Ayuntamiento guárdense. Aún restan unos cinco meses para poder volver a ver a en todo su esplendor esta obra arquitectónica. Además de la limpieza y recuperación de algunas partes perdidas, el proyecto contempla la protección de la propia fachada contra las inclemencias meteorológicas, especialmente la acción del agua.

En este sentido, se modifica también el tejado de edificio. Se demolerá de faldón a fachada de cubrición de teja cerámica curva y se apeará la cubierta de fibrocemento sin desmontado de esta última.

Tejado y aleros

Se cambiará el faldón de cubierta y revestido de paramento vertical de chapas de plomo de 2 mm. de espesor, sobre lámina de ventilación y tablero fenólico hidrófugo de 18 mm. Las láminas de plomo irán apoyadas por su cara menor y separadas 70 cm. con junta transversal engatillada. El remate del alero se realizará con goterón en chapa de cobre para refuerzo del revestimiento en plomo.

La intervención, por tanto, se centrará en mantener la fachada del Palacio en condiciones óptimas de uso y mantenimiento, puesto que se detectan lesiones en zonas localizadas que, sin ser de extrema gravedad, los redactores reconocen que sí que pueden evolucionar a deterioros más importantes y sobre todo provocar caída de fragmentos a la vía pública con riesgo para los viandantes.

Del antiguo palacio en la actualidad solo queda la emblemática fachada, que con el paso del tiempo se ha ido deteriorando. Construida en buena sillería, cuenta con ocho ventanales de los que los inferiores se encuentran enrejados.

En el centro se puede encontrar una gran balconada adornada por una espléndida forja. Encima hay tres pináculos, coronado el central por una talla femenina que representa una hilandera y, en el centro, el escudo del Arzobispo Bullón. Acompañando a este, a ambos lados, un escudo simboliza las armas de los Bullón y un segundo que ostenta su hidalguía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí