-Publicidad-

Alero de ‘EasyCharger Palencia’

Había muchas dudas sobre cómo se recuperaría el equipo después del parón Covid y sobre todo después de los primeros partidos. Con este calendario de febrero que habéis tenido tan intenso ¿qué nota pondrías al equipo?
Voy a decir que le daría un notable porque ha sido difícil. Empezamos faltos de ritmo, fallamos mucho en tiro abierto solo, pero hemos sabido llevarlo. El balance ha sido, para mi opinión, bastante bueno. Hemos recuperado las sensaciones. Estoy orgulloso del trabajo, además tuvimos un parón de Navidad, y luego hemos estado dos meses sin poder entrenar, ha sido duro y raro y nos ha costado volver, aunque físicamente ha sido mejor de lo que esperábamos.

En el partido de Cáceres fuiste uno de los máximos anotadores ¿te sientes cómodo en el rol de anotador?
Yo creo que mi rol es de ser un jugador defensivo, me gusta aportar en diferentes facetas y si algún día llegan más tiros y se tiene la suerte, meterlos. Pero bueno, quizá esa responsabilidad anotadora caiga más sobre otros jugadores. Pero sí, contento porque al final a todos nos gusta meter canastas.

Al inicio de temporada Pedro Rivero decía de ti que eres “capaz de defender muchas posiciones”. Lo hemos visto con la falta de Pavelka y hasta la llegada de Barro, que has tenido que ampliar tu rango de acción…
Sí, al principio de temporada hablamos de lo que quería el entrenador de cada uno. Y él ya me comentó que estaba la posibilidad de que jugara al tres y medio y cuatro. Yo me siento cómodo, me gusta, y como jugador todo lo que pueda hacer de más y cuantas más posiciones pueda desempeñar, será mejor para mí y para mi futuro. Así que muy contento.

Tanto a ti como a Chumi se os pone como ejemplo de garra, de no dar nada por perdido. ¿Qué crees que trasmites o aportas al resto del equipo?
Creo que tanto a Chumi como a mí nos gusta mucho la defensa y la energía y al final pienso que son cosas que se contagian mucho porque somos tíos muy expresivos y emotivos. Nos gusta el baloncesto y lo vivimos muy pasionalmente, levantamos los brazos, animamos… Quizá lo que más me gusta que aportamos tanto Chumi como yo es contagiar al equipo y meterlo en buena dinámica, sobre todo defensiva.

En lo personal ¿te estás viendo evolucionar en Palencia?
Sí, Pedro y el staff técnico entero nos ayudan mucho. Desde el primer momento que llegamos ya nos dejaron las cosas muy claras y la verdad es que sigo aprendiendo poco a poco. Ahora estoy haciendo cosas nuevas que nunca había hecho y estoy encantado.

Eres uno de los jugadores más expresivos del equipo y uno de los que más reclama y alenta a la afición ¿qué te parece la hinchada palentina?
Me encanta, porque además venimos de la pandemia, que ha sido un poco raro jugar en pistas vacías totalmente. Yo conocía el Palencia, había venido a jugar en contra e incluso he tenido algún amigo mío aquí. Sabía que la afición era así, pero no lo había vivido en mis carnes. Estoy recibiendo un montón de apoyo y de cariño. Es maravilloso, estoy encantado.

Eres ejemplo de muchos niños ¿cómo te hace sentir eso?
Bueno, la verdad que es un orgullo enorme, porque yo me acuerdo de ir de pequeño al pabellón, al Palacio de los Deportes en Murcia, e incluso veía a Pedro a veces jugar, y me acuerdo que pensaba de ellos que eran auténticas máquinas. Ahora es un poco raro que me vean así, incluso me resulta extraño, pero me encanta, me da mucho orgullo. Al final que el que es tu trabajo se reconozca y le guste a los niños me genera mucha satisfacción.

En tu caso ¿cómo empezó ese amor por el baloncesto?
Yo jugaba al fútbol como la mayoría de niños españoles. No me acuerdo porque era muy pequeño pero mi padre me contó que yo me aburría, que me sentaba en la pista cuando el balón no estaba en mi lado. Y un día me llevó a jugar a baloncesto, que de eso sí me acuerdo, y no pude estar quieto, corría de un lado a otro y me lo pasé muy bien.
Yo mismo le dije que quería quedarme con este deporte y así hasta día de hoy.

Y para acabar… ¿qué Juan Rubio eres hoy?
Un Juan Rubio con muchas ganas de trabajar, de hacer las cosas bien y de seguir en esta buena dinámica.

MÁS PERSONAL

¿Qué querías ser de pequeño? Jugador, siempre lo he tenido claro.
¿Extrañas algo de tu niñez? La forma tan pura y tan limpia en la que vivíamos las cosas, sin preocuparnos por nada más que lo que hacíamos en el momento.
¿De qué miembros de tu familia has aprendido más? De mi padre y mi madre, por supuesto; de mis hermanos, de mi abuelo… un poco de todos…
Lo mejor que te ha pasado en tu carrera como jugador… Deportivamente el ascenso de LEB Plata a LEB Oro. También me quedo con la mayoría de personas que conozco, con un montón de compañeros, miembros del staff, técnicos, fisios, médicos, aficionados…
Los jugadores cambiáis mucho de ciudad, pero ¿dónde te gustaría realmente vivir? En mi Murcia natal, pero de momento me apetece seguir viviendo fuera de casa, conocer sitios… donde me lleve el baloncesto.
Alguna manía antes de cada partido… ponerme bien los calcetines, sin ninguna arruga.

Fotografía: @masquebasketpal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí