La Camareta de Guardo,  ese campo de fútbol que ha visto pasar por sus instalaciones tantas generaciones de futbolistas en distintas categorías verá cómo se sustituye el césped y se instala un nuevo sistema de riego automático.

153.000 euros harán posibles las intervenciones programadas en la instalación deportiva guardense.

Ya le tocaba al vetusto campo de fútbol 11 una actuación de este tipo, que permitirá dotarlo de unos equipamientos acorde con las necesidades actuales.

El uso continuado en el tiempo, las condiciones climáticas invernales de la comarca y las deficiencias en su mantenimiento han hecho que a día de hoy el estado del campo de fútbol 11 no sea el idóneo para la práctica deportiva. Así de sencillo.

En La Camareta campan a sus anchas las gramíneas, los topos se han cebado con algunas zonas del campo -con el fin de controlar el deterioro del campo producido por los topos, se proyecta la construcción de una barrera perimetral continua compuesta por un bordillo jardinero de hormigón y una lámina doble geotextil + antihierba enterradas hasta un metro de profundidad-, y el déficit hídrico en algunos puntos, trae consigo la degradación del césped hasta casi su completa desaparición.

Si a esto se le suma que el sistema de riego actual está compuesto por aspersores de impacto montados sobre trípodes que conlleva la necesidad de posicionar y retirar las mangueras y aspersores en cada riego, es evidente que La Camareta de Guardo recibirá con los brazos abiertos la inversión prevista con un plazo de ejecución estimado de 4 meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí