Un policía local muestra un drogotest en Palencia.
-Publicidad-

La Policía Local de Palencia pone a disposición judicial a otros dos conductores por triplicar la tasa permitida de alcoholemia y circular con el carné retirado

Si es de los que piensa eso de me tomo unas copas y me vuelvo a casa en bici o por un porro no pasa nada si vuelvo pedaleando, sepa que tiene las mismas obligaciones y responsabilidades que si en vez de un manillar llevara un volante.  Porque los controles de alcoholemia y drogas también son para los ciclistas. Tanto en controles preventivos, como cuando se comete una infracción o se ve implicado en un accidente.

Es por lo que en la jornada de ayer la Policía Local de Palencia denunció a un ciclista que circulaba por la calle Marciano Zurita, una estrecha vía del barrio de Santiago. Los agentes le sometieron a un control de drogas y arrojó positivo en THC ( principal constituyente psicoactivo del cannabis). Así, ‘sólo’ tendrá que hacer frente a una multa de hasta 1.000 euros, aunque no se le detraerán puntos, aunque tenga carné de conducir.

Sin embargo, en la misma intervención, a la hora de inmovilizar el vehículo de este varón, de 50 años, los agentes, al ver que tiene el número de bastidor borrado le interpelan para que demuestre su propiedad, lo cual, según el parte de la Policía Local no puede hacer. Por ello, el vehículo quedó a disposición de la Policía Local para hallar al propietario de la misma.

Otras infracciones

Quien sí perdió seis puntos y tendrá también que hacer frente a una multa de hasta 1.000 euros es la conductora, de 28 años, que dio positivo también en drogas en un control en la avenida Reyes Católicos. En concreto también en THC. Al someterse al drogotest, el resultado fue positivo, por lo que los agentes extendieron una denuncia administrativa, al considerar, eso sí, que, aunque había presencia de esta droga en el cuerpo, no estaba conduciendo bajo los efectos de la misma. Eso hubiera supuesto un delito.

Como presuntos delitos fueron los que cometieron otros dos conductores. El primero de ellos, en la Avda. Campos Góticos. Los agentes localizaron a un hombre de 44 años conduciendo pese a que tiene decretada una suspensión judicial temporal del permiso de conducir. El segundo, la pasada madrugada, cuando a las tres de la mañana en la C/ Burgos, se realiza la prueba de alcoholemia al conductor de un turismo, varón de 49 años, que se encontraba realizando maniobras anómalas. Arrojó un resultado final positivo de 0,82 mg/l, cuando la máxima permitida es de 0,25 y la tasa penal está fijada en 0,60 mg/l. En ambos casos se instruye Atestado por Presunto Delito contra la Seguridad Vial, siendo puestos ambos conductores a disposición judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí