Palencia Histórica

Una sección de Javier de la Cruz Macho

Capítulo VI – Puente de Hierro

Dentro de esta serie dedicada a la arquitectura de hierro, le ha llegado el turno a otro icono de la ciudad, el conocido como Puente de Hierro.

Este puente fue una de las numerosas obras que se realizaron en la provincia de Palencia siendo Abilio Calderón director general de Obras Públicas. Por cierto, fue tal la cantidad de obras que se realizaron en la provincia, que le acarreó una recriminación en el Congreso y se le acusó de “favoritismo” hacia su tierra.

El puente, diseñado por los ingenieros Luis Morales y Eduardo Jungairiño, formaba parte de un proyecto mayor, en el que se convertía en carretera el camino que unía Palencia con Villamuriel a través del Puente de Sandoval. Para completar la comunicación con la ciudad, se construiría un puente sobre el otro brazo del río Carrión, el actual Puente de Hierro.

Las obras se subastaron el 8 de mayo de 1909, ganándolas el contratista Martín Lago, representado en Palencia por Antonio Ortiz de Urbina. Las piezas de hierro vinieron de los Astilleros del Nervión y su ensamblaje se hizo a la orilla del río.

Su construcción fue todo un alarde de ingeniería en la época que suscitó la curiosidad entre el vecindario. El ensamblaje de las piezas tuvo lugar en la margen del río, junto al antiguo Matadero. Luego fue desplazado, paulatinamente, hasta que se aposentó en ambos márgenes.

Compleja operación que se alargó durante una semana.

Las piedras, del recientemente desmontado Arco del Mercado, fueron utilizadas para asentar los estribos del puente.

Su construcción generó una gran expectación popular. Lo espectacular de la obra hacía que gran cantidad de palentinos se congregasen alrededor de la misma para ver su evolución.

De hecho, a la par que se construía el Puente de Hierro se estaba reconstruyendo el Puente de Sandoval, y ambas obras atraían, a diario, a un buen número de palentinos. “Todas las tardes son muchos los curiosos que presencian las obras de ambos puentes, principalmente en el segundo de ellos”, comentaba El Día de Palencia. La maniobra de desplazamiento concitó una expectación inusitada.

Se inauguró el 27 de marzo de 1911. “A las nueve cuarenta y cinco de esta mañana el disparo de una docena de bombas, nos dio cuenta de haberse llevado a feliz término el paso del puente de hierro sobre el río-Carrión en las proximidades del matadero. El puente, pues, descansa ya sobre las dos capas levantadas en las márgenes del río. En el centro del mismo ondean dos banderas nacionales, señal del favorable resultado obtenido por los encargados de llevar a cabo la operación…”

Curioso

Los estribos del Puente de Hierro están construidos con las piedras del Arco del Mercado, que se había desmontado recientemente y cuya historia te contamos aquí.

El puente presenta en sus laterales dos grandes arcos parabólicos, divididos por unas vigas verticales, entre las que se insertan unas cruces de San Andrés.

Su imagen se ha visto deteriorada con los muros de cemento colocados a ambos lados del paso de vehículos que, si bien cumplen su función protectora, quizás hubiera podido buscarse una alternativa menos agresiva desde el punto de vista estético.

Aun así, resulta un puente con “encanto”, especialmente por las noches con su acertada iluminación.

Javier de la Cruz Macho es Doctor en Historia y profesor de Enseñanza Secundaria. www.alcaldespalencia.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí